Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Parques y Jardines de Madrid

Quinta de los Molinos

Por Lourdes Morales Farfán

Miércoles, 24 de diciembre de 2014


Entrada principal a la Quinta de los Molinos

Entrada principal a la Quinta de los Molinos

La Quinta de los Molinos es un parque público situado al Este de Madrid que tiene su origen en la finca creada por el arquitecto Don César Cort Botí (Alcoy, Alicante, 1893 - Alicante, 1978). Cuenta con una gran cantidad de terreno poblado de árboles (21% de almendros, 20% de pinos carrasco, 8% de cipreses comunes y 7% de pinos piñoneros), arbustos (10% de rosas, 7% de lilos y 4% de pitosporos) y macizos arbustivos (10% de lilos, 7% de lirios y 4% de artemisas), destacando de entre todos ellos los aproximadamente 6.000 almendros existentes y el espectáculo por ellos ofrecidos durante los momentos de su floración, entre febrero y marzo, que cubren diversas parcelas del parque con un manto de colores rosa y blanco. El parque se encuentra rodeado en toda su superficie por un muro en el que se abren cinco entradas, dos en el Sur, en la Calle de Alcalá; una al Oeste, en la Calle de Miami; y dos al Norte, una junto a la Calle del Doctor Zamenhoff, que lo limita al Este, y otra junto a la fachada Norte del Palacete, en la Calle Luca de Tena.

Los inicios de la finca fueron unos terrenos que el Conde de Torrearias, o Torre Arias, según las fuentes, intercambió con el arquitecto a cambio de unos servicios profesionales de éste último. Dicho terreno constituye hoy la parte Norte de la finca, donde se concentran la mayoría de las construcciones. El resto del terreno, hasta totalizar las 28 hectáreas (280.000 metros cuadrados) que comprendía la Quinta en el momento de su muerte, fue adquirido en diversas compras realizadas por el arquitecto a lo largo de su vida.

Almendro en flor de la Quinta de los Molinos

Almendros en flor en la Quinta de los Molinos

El arquitecto César Cort fue autor de diversas construcciones en Madrid, inscritas en un estilo intermedio entre el de la Secesión Vienesa1 y el del racionalismo, el mismo estilo que escogió para la mayoría de los edificios de este parque, junto a otro estilo que podría denominarse más pintoresco y que vemos en la glorieta de las albercas rectangulares. Sin embargo, la finca en su conjunto no es sino la traslación de un paisaje campestre mediterráneo a la gran ciudad, dándose en su interior una división entre el Norte de la misma, de estilo romántico paisajista, y el Sur, claramente agrícola, estando dividida ambas por el Camino de Trancos.

Para el riego de toda la parte Norte se necesitaba una gran red hidráulica que fue conformada, tras el establecimiento de pozos y el descubrimiento de manantiales con la construcción e instalación de diversos elementos como aeromotores, albercas, estanques y fuentes que, además de dicha función, ornamentaban el entorno gracias a sus formas o a las del lugar donde se instalaban.

Una vez adquiridos los terrenos del Sur, se dividieron en diversas parcelas para la plantación en su interior de diversos tipos de almendros, plantando alrededor de los mismos gran número de arbustos y coníferas con el fin de proteger las diversas plantaciones y marcar los caminos y vías de servicio allí existentes, seleccionándose vegetación floral y lirios para señalar los taludes existentes en los laterales.

Flor del almendro en la Quinta de los Molinos

Flor del almendro

Tras la muerte de Don César Cort y Botí, sus herederos llegaron a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, al que cedieron dos tercios de la finca, 21 hectáreas, para su uso público, siendo las siete restantes destinadas a la construcción de viviendas. Posteriormente, en el año 1997, el parque es declarado Parque Histórico conforme al Plan General de Ordenación Urbana de dicho año; y es que no hay en la ciudad otro jardín de la misma época y similar tamaño en mejor estado de conservación.

La Entrada principal que vemos en la imagen inicial fue reformada tras la Guerra Civil Española (1936-1939), construyéndose a ambos lados de la misma la vivienda de los guardeses de la finca.

Localización: La entrada principal se encuentra a la altura del número 541 de la Calle de Alcalá, junto a la estación de Suances, de la Línea 5 del Metro. 28027 Madrid.


Camino principal de la Quinta de los Molinos

Camino principal

El Camino principal, al cual llegamos tras atravesar la anterior entrada y que se encuentra adoquinado y con aceras a ambos lados como si de una calle se tratara, llega hasta el puente del Arroyo de los Trancos y fue trazado a través de un terreno de muy variada altura, como es posible observar por los desniveles y por los taludes que lo encajonan en algunos de los puntos de su recorrido.


Fuente circular de la Quinta de los Molinos

Fuente circular

Una vez en el interior de la Quinta, y antes de comenzar nuestro recorrido por el camino principal, podemos desplazarnos a la derecha, en donde encontramos una Fuente circular construida a base de dovelas de granito. El borde del vaso es de forma redondeada y presenta un saliente con respecto al resto del mismo; la web municipal monumentamadrid nos dice sobre él, por su aspecto exterior, que puede que sea un elemento añadido al parque tras su adquisición por el Ayuntamiento de Madrid para señalar la entrada al nuevo jardín que se abrió junto a la antigua entrada principal.

Sus medidas son de unos 4 metros de diámetro y 30 centímetros de altura, con un surtidor central formado por un cubo, también de granito y unos 25 cm. de lado, que sostiene un florón5 terminado en punta, de piedra caliza y aproximadamente 40 centímetros de altura, del cual sale el único chorro de agua de la fuente.

Coordenadas GPS: 40.4414, -3.62569.


Dos fuentes gemelas de ladrillo de la Quinta de los Molinos

Dos fuentes gemelas de ladrillo

Tras pasar por la fuente circular, volvemos atrás y comenzamos nuestro recorrido por el camino principal en dirección Norte, dejando a nuestra espalda la entrada, hasta llegar, después de andar unos 260 metros aproximadamente, a Dos fuentes gemelas de ladrillo, las cuales, como si fueran portada del mismo, señalan un posible recorrido secundario hasta la parte alta del jardín. Situadas a ambos lados de este nuevo camino y enfrentadas, entre sí, en un ángulo de unos 45 grados, en su parte delantera están horadadas por unas grandes hornacinas6 abovedadas, mismo elemento también existente en sus caras traseras, aunque en este último caso con un fondo de reducidas dimensiones, de unos 12 centímetros. Aunque el estado de ambas parece señalar su abandono (sólo una conserva el caño y en ambas aparecen restos de escalones de piedra), quizás sería más exacto decir que nunca fueron acabadas, ya que algunos elementos presentes en ella así parecen atestiguarlo, como la hilada de ladrillos huecos existente en su cara principal y que quizás debiera haber estado cubierta con un revoco7 blanco que no llegó a aplicarse.

Las medidas de ambas son de 3 metros de alto por 3 de ancho y 1,15 de fondo.

Coordenadas GPS: 40.44318, -3.62805.


Estanque ovalado de la Quinta de los Molinos

Estanque ovalado

Una vez situados junto a las fuentes gemelas, se puede escoger, entre otras opciones, por continuar el recorrido de la Quinta por el camino principal que nos ha llevado hasta ellas, o por escoger este otro secundario, señalado por ellas, y que nos llevará igualmente hasta la zona alta del parque después de recorrer una zona más paisajista en la que se encuentran las grutas que vamos a ver a continuación. La primera de ellas se encuentra a unos 160 o 170 metros de las fuentes gemelas y para llegar hasta allí sólo hay que continuar el camino que comienza en las anteriores fuentes gemelas, dejando éstas a nuestra espalda (hacia el Oeste) y seguirlo durante unos 25-30 metros hasta una primera bifurcación en donde tomamos el desvío de la izquierda (al Sur) para, inmediatamente, a unos 15 metros, girar a la derecha (al Oeste) y continuar en paralelo por el camino abandonado en la anterior bifurcación. Aquí, sin más desvíos, llegaremos hasta un primer Estanque ovalado, sin agua, con el fondo pavimentado de piedra y el vaso formado por un pequeño murete de unos 35 centímetros de alto y enfoscado de blanco.

Coordenadas GPS: 40.44312, -3.62985.


Gruta en el lateral Oeste de la Quinta de los Molinos

Gruta en el lateral Oeste

Tras él, y revocado en el mismo color, hay un muro de contención del terreno del camino inicial que ha continuado paralelo al actual trayecto. Desde el estanque, y mirando hacia adelante (al Oeste) conforme a la ruta que hemos seguido hasta llegar aquí (la fuente quedaría a la derecha), se encuentra, a menos de 10 metros de distancia, la Gruta del lateral Oeste que podemos ver en la fotografía que acompaña estas líneas.

Coordenadas GPS: 40.4431, -3.63015.


Gruta del lateral Norte de la Quinta de los Molinos

Gruta del lateral Norte

Para llegar hasta la Gruta del lateral Norte, sólo hay que recorrer unos 300 metros por un camino sin desviaciones. Dejando atrás la primera y continuando por el camino que nos ha llevado hasta ella, veremos que éste llega hasta el muro que delimita el parque y que continúa en paralelo con el mismo hacia el Norte; es hacia allí a donde nos dirigimos ya que la segunda oquedad está junto al límite Norte de la finca. Una vez que hayamos llegado hasta dicha tapia, veremos allí otro estanque, con el vaso enfoscado de cemento y sin pintar de blanco, partido por la mitad por dicha valla. Y es que por aquí debía continuar la Quinta antes de que parte de ella se segregara cuando los herederos del señor Cort cedieron ésta al Ayuntamiento. Pues bien, si hemos seguido el camino correcto estaremos viendo dicha alberca desde una altura superior a la suya y la cueva estará bajo nuestros pies; sólo hay que bajar hasta la altura del estanque y veremos a nuestra espalda la misma gruta que tenemos en ésta fotografía.

Desde aquí y continuando bordeando el límite del parque, con éste a nuestra izquierda, llegaremos, tras andar otros 50 metros aproximadamente, a la fuente neobarroca que vemos más adelante.

Coordenadas GPS: 40.44549, -3.63169.


Puente sobre el cauce del arroyo de los Trancos de la Quinta de los Molinos

Puente sobre el cauce del arroyo de los Trancos

Si en vez de escoger la opción de ir hasta las grutas por la pista que partía a través de las fuentes gemelas hubiéramos optado por continuar nuestro recorrido por el camino principal otros 600 metros, llegaríamos hasta pasar por debajo de un Pequeño puente sobre el antiguo cauce del Arroyo de los Trancos, que nos puede valer como separación entre la parte más forestal del parque y la zona que reúne la mayoría de las construcciones y obras hidráulicas. Dejamos atrás este puente y continuamos hacia el Este Noreste, hasta una pequeña bifurcación situada a unos 65-70 metros en donde tomamos el camino de la izquierda por el cual andamos otros 15-20 metros hasta un nuevo cruce de caminos. Allí podemos escoger entre tomar el camino de la derecha hasta la fuente neobarroca, situada a unos 5 metros y que ya debemos estar viendo, o por tomar el camino de la izquierda hasta la fuente del bambú, la cual la encontraremos a unos 35-40 metros, escondida entre un grupo de las cañas que le han dado nombre.

Coordenadas GPS: 40.44542, -3.62986.


Fuente del bambú de la Quinta de los Molinos

Fuente del bambú

La Fuente del bambú, de un único caño y fechada su construcción en 1925, está rodeada por un bosquete9 de bambú, circunstancia que ha valido para darle nombre, y se encuentra situada al Noroeste del parque, en los pinares allí existentes. Formada por un muro enlucido de blanco que, con 2 metros de altura y 1,5 metros de anchura, está delimitada por un zócalo de granito en su parte inferior y sendas pilastras de piedra arenisca en los laterales. La fuente se extiende lateralmente gracias a dos muretes, de unos 60 centímetros de altura e idénticas formas, que se encuentran igualmente revocados de blanco y levantados sobre zócalos de granito, aunque en este caso, y a diferencia del muro central, se encuentran rematados por albardillas también de granito (aquí mencionamos lo expuesto en monumentamadrid sobre la posibilidad de que el muro principal hubiera estado rematado en algún momento por una pieza ya desaparecida). Ambos muretes se curvan de manera quebrada hacia adelante, como si se tratase de una pequeña glorieta en cuyo centro aparece un estanque de reducidas dimensiones que, gracias a un modesto canal, recoge el agua que es vertida por el caño. Finalmente, queda por mencionar los escalones de ambos extremos y que permiten el paso por el trasdós10 de la fuente.

Coordenadas GPS: 40.44531, -3.63082.


Fuente neobarroca de la Quinta de los Molinos

Fuente neobarroca

Más al Norte de la anterior fuente de bambú está la Fuente neobarroca, de estructura mural y formada por tres cuerpos verticales delimitados, a su vez, por cuatro pilares de piedra. En cada lateral hay, además, otro cuerpo curvado y delimitado igualmente por un pilar que dota el conjunto de una forma cóncava que delimita el espacio de una pequeña glorieta, algo a lo que ayuda cada uno de los cubos situados delante de estos últimos pilares. El conjunto mural presenta una altura desigual, que va aumentando desde la menor de laterales hasta la mayor del centro, contando con una sucesión de volutas realizadas en estilo barroco sevillano que adornan el borde superior hasta llegar al punto central, formado por una peana sustentada por ménsulas de placas. Bajo esta última es donde está el único caño de la fuente, el cual, tras salir de una semiesfera de granito inscrita a su vez en una estrella de ocho puntas, vierte su líquido elemento sobre un cuenco de granito de formas campaniformes12.

El pavimento situado delante de la fuente está decorado con piedra negra y blanca que forma diversos dibujos de planta cuadrada conforme a la proyección de los pilares del muro y que tienen su equivalencia en otro pavimento situado al otro lado del camino, delante de un hemiciclo que, delimitado por un seto de aligustre, cuenta con cinco cubos de granito destinados, lo mismo que los pilares y peanas de la fuente, a sostener jarrones o floreros.

Coordenadas GPS: 40.44559, -3.63109.


Lago de los Molinos de la Quinta de los Molinos

Lago de los Molinos

Si tras pasar por debajo del puente, en lugar de seguir hacia adelante hubiéramos girado inmediatamente a la derecha, habríamos llegado al Lago de los Molinos, un estanque de agua construido en la vaguada del Arroyo de Trancos que tiene unas medidas máximas de 58 metros de largo por 30 metros de ancho y 1 metro de profundidad, teniendo en su centro un surtidor capaz de elevar el agua hasta unos 15 metros de altura. Su estructura se basa en un muro de fábrica13 revestido de hormigón y rematado por un borde de rocalla14 en la que crecen hiedras y arbustos, habiéndose tomado para su realización como ejemplo, quizás, las construcciones paisajistas de finales del siglo XIX, sin olvidar la ría y el lago del cercano Parque El Capricho. Su carácter naturalista queda amortiguado por la existencia, en su lateral Norte, de un pequeño embarcadero enmarcado entre dos barandillas de hierro de estilo neoclásico15 y sostenidas, cada una de ellas, por sendos pilones blancos levantados sobre piezas de granito, el mismo tipo de material que lo remata. Los dos peldaños de granito que forman el embarcadero tienen unos 4 metros de ancho y el inferior está sostenido por 4 modillones16 con forma de voluta20 ovalada que, como leemos en monumentamadrid, parecerían ser las piezas reutilizadas de un banco de estilo clásico.

Coordenadas GPS: 40.44574, -3.63015.


Estanque elíptico de la Quinta de los Molinos

Estanque elíptico

Por la parte Noroeste del anterior embarcadero, parte un camino pavimentado con losas de piedra en dirección a una pequeña colina cercana y que separa el lago del Estanque elíptico que vemos a continuación. Éste, construido en estilo paisajista y situado a mayor altura que el lago, tiene un frontal redondeado en contraposición al fondo recto, disponiendo en este último lugar de una fuente de un solo caño. El borde del vaso, dispuesto a la misma altura que el sendero, queda disimulado con ornamentación de rocalla y diversos elementos vegetales, como bambú, o hiedra, entre otros elementos. La fuente, con forma de hornacina, vierte el agua sobre un pequeño pilón de piedra caliza que, situado en el centro de una bancada sustentada por sendos modillones, al rebosar, forma una diminuta cascada sobre el estanque.

Las dimensiones del conjunto son de unos 10 metros de largo por 15 de ancho para el estanque y de aproximadamente 80 centímetros por 150 de ancho para la fuente.

Coordenadas GPS: 40.44607, -3.62991.


Albercas rectangularaes de la Quinta de los Molinos

Albercas rectangularaes

A espaldas del embarcadero, parte un camino por el que se puede llegar hasta una glorieta visible desde el mismo y en cuyo centro se encuentran dos Albercas rectangulares delante de sendas escaleras que suben hasta el jardín del invernadero de la Quinta. Si trazásemos un eje imaginario que, partiendo del invernadero, llegase hasta el arbolado situado al Este del lago, tangente28 a éste, estos estanques estarían a ambos lados del mismo. Su intervención sería, como apunta monumentamadrid, la de unos sencillos parterres29 de agua, como se puede divisar tras subir las escaleras.

Su construcción es a base de muros de fábrica revocados de cemento, pintados de blanco y rematados por ladrillos vistos sentados a sardinel30. Las medidas son 10 metros de largo por 6 de ancho y 1 de altura, siendo el grosor de los muros de hasta unos 60 centímetros aproximadamente.

Coordenadas GPS: 40.44627, -3.62946.


Fuente con taza de piedra caliza de la Quinta de los Molinos

Fuente con taza de piedra caliza

Continuando en la misma glorieta anterior y a la izquierda (según miramos hacia las escaleras) de las albercas rectangulares, tenemos un muro construido como contención del terreno de la terraza de superior altura limítrofe que, como ornamentación del mismo, adopta la forma de una puerta con arco de medio punto31 y sendas pilastras a ambos lados, en cuyo centro hay colocada una Fuente con taza de piedra caliza y planta semicircular sobre la que riega su agua un único caño, de mármol tallado y forma de cilindro, con una acanaladura en su parte superior. El muro y las pilastras son de ladrillo revocado de blanco y ambos elementos están rematados con ladrillos de tejar32, misma pieza que forma la imposta33 del arco. A pesar de la artificiosidad de sus elementos, las formas adoptadas hacen que se integre satisfactoriamente en el entorno y podemos ver en él una similitud con el carmen granadino del pintor José María Rodríguez-Acosta (Granada, 1878-1941).

El muro tiene 2,50 metros de ancho por idéntica medida de alto, y el diámetro de la taza de la fuente, situada a unos 80 centímetros de altura, es de unos 70 centímetros.

Coordenadas GPS: 40.44633, -3.62962.


Fuente entre dos escaleras de la Quinta de los Molinos

Fuente entre dos escaleras

Antes de subir a la terraza superior reparemos en la Fuente entre dos escaleras existente en la glorieta recién vista. Si antes mencionábamos la existencia de un eje imaginario que, pasando por entre las dos albercas rectangulares, unía el invernadero con el paseo arbolado tangente al lago, ahora podemos apuntar un hipotético camino de agua que, naciendo de la fuente del invernadero, finaliza su recorrido en el lago, después de pasar por la fuente que tratamos ahora, por las albercas y por el estanque elíptico. El espacio delimitado por las dos escaleras y el muro de contención del terreno de la terraza limítrofe superior, al contar con cuatro bancos de granito, dos junto al muro de contención y uno al lado de cada escalera, una mesa central del mismo material y esta fuente, aparece configurado como un singular lugar de reposo del parque. La fuente cuenta con dos caños dispuestos a ambos lados de una hornacina de modestas dimensiones que vierten su agua sobre un pilón ochavado34, igualmente de obra revocada en blanco y rematado por ladrillos de tejar, sentados a sardinel, al igual que en otros elementos ya vistos en el parque.

El muro de contención, sobre el que se extienden densas hiedras, está fabricado con ladrillo y revocado de cemento pintado de blanco, siendo sus dimensiones de 4 metros de alto por 6 de ancho, mismas medidas de separación que hay entre las dos escaleras. El vaso de la fuente mide 60 centímetros de alto por 250 de ancho y 80 de fondo.

Coordenadas GPS: 40.44635, -3.62944.


Columna jónica e invernadero de la Quinta de los Molinos

Columna jónica e invernadero

Una vez que hemos subido las escaleras y estamos ya en la terraza superior, veremos, en lugar destacado, delante del antiguo invernadero y como otro elemento más de ese hipotético eje ya nombrado anteriormente, una Columna jónica, de la que se piensa que puede ser un resto arqueológico, quizás de época renacentista35 del siglo XVI. La columna, de 2,50 metros, tiene una basa36 de doble plinto37 y un capitel adornado con volutas jónicas del que solo se han conservado dos de sus cuatro esquinas, habiendo las otras desaparecido, quizás, por haber formado parte el capitel de un muro o paramento.

Coordenadas GPS: 40.44644, -3.62942.


Fuente del invernadero de la Quinta de los Molinos

Fuente del invernadero

Aunque el Invernadero sólo es hoy un cuidado armazón metálico desprovisto de los necesarios cristales que le permitieran cumplir con su función, sí es de destacar, en su interior, la Fuente del invernadero, situada en el centro de la pared del fondo alineada con la entrada a él. De carácter mural, el caño salía de un fondo de mosaico realizado a base de piedra rota, de mármol blanco y negro, con forma circular. El vaso, enmarcado entre sendas bancadas y repisas enlucidas de blanco y cubiertos sus paramentos exteriores con azulejos blancos, está formado por un pilón de forma ochavada construido de fábrica y rematado con un borde de ladrillo dispuesto en sardinel. El mosaico mural es continuado en el suelo por otro mosaico de piedra blanca adornado en su centro, como si fuera una alfombra, con un dibujo a base de piedra negra.

El mosaico de la pared mide 1,30 metros de alto por 1,40 de largo, y el vaso de la fuente, 25 centímetros de alto por 110 de largo y 80 de fondo.

Coordenadas GPS: 40.44653, -3.62941.


Fuente de la Casa del Reloj de la Quinta de los Molinos

Fuente de la Casa del Reloj

Entre el invernadero y la Casa del Reloj, en el muro de contención que delimita la terraza en donde a continuación veremos el primer molino de viento, encontramos la Fuente de la Casa del Reloj, formada por un pequeño pilón con forma ochavada en tres de sus laterales y el propio muro anterior de fondo, con el único caño con que cuenta, en el cuarto lado. Los muros del pilón son, al igual que varias otras fuentes de la finca, de fábrica, revocados en blanco y rematados con un borde de ladrillo, dispuestos éstos a sardinel. En esta zona de la finca, al igual que en varios otros lugares de la misma, se puede contemplar la simplicidad y la agradable disposición visual de los elementos necesarios para el buen funcionamiento de un jardín, algo frecuente en los cortijos y masías españoles.

Las medidas de la pared del fondo son de 1,80 metros de ancho por 1,20 de alto y las del pilón son de 1,80 metros de ancho por 0,50 de alto y 0,90 de fondo.

Coordenadas GPS: 40.44648, -3.62926.


Molino de la Casa del Reloj de la Quinta de los Molinos

Molino de la Casa del Reloj

Subiendo hasta la terraza antes mencionada, en donde podemos ver un jardín formado por un parterre de setos de boj que a su vez está de cotoneaster, llegamos al emplazamiento del Molino de la Casa del Reloj, uno de los dos molinos de viento con que cuenta el parque al que dan nombre. El agua para el riego de la finca procedía de dos pozos y dos pequeños cursos de agua, el Arroyo de Trancos y el de la Quinta, situados ambos a una cota inferior a la de los terrenos que debían de abastecer, por lo que, ante la necesidad de elevar el agua, Don César decidió utilizar en dicha labor estos aeromotores, adquiridos ambos en Michigan, Estados Unidos.

Coordenadas GPS: 40.44653, -3.6292.


Casa del Reloj de la Quinta de los Molinos

Casa del Reloj

La Casa del Reloj, construida después del palacete y comenzada en 1925, se puede situar, a diferencia de él, en un estilo más tradicionalista. De paredes rojizas, con dos plantas en su fachada Sur y una torre que se eleva otra planta más sobre el eje de la puerta principal, el nombre, obviamente, lo toma del reloj situado en sobre esta última. Construido como residencia de verano de la familia Cort, tras una caída sufrida por Don César en las escaleras del palacete pasaría a ser su residencia definitiva. Recientemente, gracias a un convenio entre el Ayuntamiento de Madrid y Caja Madrid, ha sido restaurada con intenciones de instalar en ella una Escuela Taller de jardinería, una labor para la que ya fue utilizado en 1987.

Coordenadas GPS: 40.44656, -3.62886.


Columna corintia de la Quinta de los Molinos

Columna corintia

Una vez que dejamos atrás la Casa del Reloj y continuamos por el camino que nos lleva hasta los estanques con dos fuentes pasaremos por un arriate38 formado por un pequeño muro de ladrillo de unos 30 centímetro de altura en cuyo interior hay una Columna corintia de granito, muy deteriorada y desgastada por la acción ambiental. Al igual que la anterior columna jónica, el fuste39 y el capitel corintio proceden de unos restos arqueológicos de origen anónimo, con la particularidad de que no parecen corresponder ambos a la misma columna original.

Coordenadas GPS: 40.44689, -3.6287.


Estanque con dos fuentes de la Quinta de los Molinos

Estanque con dos fuentes

Continuando por el camino que nos ha llevado hasta la anterior columna corintia, llegaremos hasta la terraza superior, donde se encuentra enclavado el palacio; antes de llegar a él, veremos, al Sur del mismo, un Estanque con dos fuentes. Dicho conjunto está formado por dos albercas, una rectangular, de orientación Norte-Sur, y otra parcialmente rectangular, de orientación Este-Oeste, que finaliza con medios octógonos40 allí donde deberían estar los laterales más cortos. En cada uno de estos últimos laterales hay una fuente de granito de un único caño, formada por una base con forma de cubo y vértices superiores achaflanados41 de la que emerge el fuste octogonal que soporta una taza con forma de ocho gajos42 en su parte inferior.

Fuente de granito de la Quinta de los Molinos

Una de las dos fuentes de granito del estanque

El primer estanque cuenta con sendas parejas de contrafuertes en cada uno de los tres laterales libres, mientras que en el cuarto lateral, donde se une al otro estanque, surge una pareja de pilares elevados por encima de los muros de ambas albercas; estos ocho elementos debieron de contar con jarrones, o tiestos con plantas, colocados sobre sus caras superiores, actualmente inexistentes. Los muros son de obra, enfoscados de blanco y rematados con una albardilla de pieza caliza en color beige.

Los estanques miden 9 metros de largo por 7 de ancho y 1 de profundidad, el primero; y 4 de largo por 12 de ancho, el segundo. Los muros de ambos tienen un espesor de unos 60 centímetros de anchura, misma medida de los laterales de los dos pilares, siendo 30 centímetros de ancho por 15 de alto la de la albardilla que les sirve de remate. Las fuentes tienen una altura de 1,5 metros; los vasos, un diámetro de 1 metro; y cada surtidor mide 20 centímetros de altura.

Coordenadas GPS: 40.4469, -3.6291.


Palacete de la Quinta de los Molinos

Palacete

Entre 1925 y 1940, Don César Cort levantó en la finca de su propiedad este Palacete con un estilo, en particular el de su torre de tres cuerpos escalonados, insertado dentro del pre-racionalismo, muy cercano al de la Secesión vienesa y, dentro de ella, al del Palacio Stoclet, de Bruselas, construido por el arquitecto austrohúngaro Josef Hoffmann (Brtnice, Moravia, perteneciente hoy a la República Checa, 1870 - Viena, 1956). La imagen que mostramos es la de su fachada Sur, la principal, en el interior del parque. La fachada Norte, en la Calle Juan Ignacio Luca de Tena, adopta una aspecto muy distinto, más parecido al del muro de una fortaleza que a la pared exterior de una vivienda particular; cuenta con un solo cuerpo horizontal de una altura ligeramente superior a la de la planta baja Sur, y seis verticales, siendo, de estos últimos, mucho más pequeño el situado en el extremo Este. En el tercio superior de cada uno de ellos, excepto el situado más al Oeste, se abre un pequeño vano acristalado. Las diversas parcelas del parque situadas junto al edificio fueron dedicadas en su origen bien a producción agrícola, o bien a jardín artístico, siendo construidos los muros y la escalera para la separación de las mismas.

El palacio ha tenido varias rehabilitaciones, la última de ellas, de los arquitectos Julio Gómez Martín y Javier Martínez-Atienza, comenzada en el año 2007. En el momento de realizar la presente fotografía, en diciembre de 2014, el edificio se encontraba en obras.

Coordenadas GPS: 40.44743, -3.62926.


Estanque alto de la Quinta de los Molinos

Estanque alto

Continuando por el camino que se abre al Oeste del palacio, junto a la rosaleda allí existente, se llega hasta el Estanque alto, construido a la izquierda (Sur) del mismo. De construcción idéntica a la de la mayoría de las otras albercas y fuentes (muro de obra, revoco en blanco y remate por un borde formado con ladrillos de tejar dispuestos a sardinel), es de planta rectangular, tiene orientación de Norte a Sur y sus laterales más cortos están finalizados con forma de absidiolo43 ochavado.

Sus dimensiones don de 16 metros de largo por 4 de ancho y 1 de altura.

Coordenadas GPS: 40.44743, -3.62975.


Molino de la Rosaleda de la Quinta de los Molinos

Molino de la Rosaleda

Un poco más adelante del camino que conduce hasta el anterior estanque alto, se encuentran los dos elementos situados a mayor altura de la red hidráulica de la finca: el Molino de la rosaleda y el depósito de presión. El primero, al igual que el de la Casa del Reloj, fue restaurado en agosto de 2009 por el Ayuntamiento de Madrid en colaboración de la Obra Social de Caja Madrid, en una intervención en la que se repararon, se pintaron y se repusieron las piezas perdidas o irreparables, volviendo a funcionar ambos, ahora con una función educativa.

Coordenadas GPS: 40.44753, -3.62994.


Depósito de presión de la Quinta de los Molinos

Depósito de presión

Un poco más adelante, entre la diversa vegetación, es claramente visible el Depósito de presión que recogía las aguas procedentes del anterior molino para almacenarlas y distribuirlas a los distintos edificios de la Quinta y a los diferentes estanques y fuentes que abastecía. Se encuentra elevado a varios metros de altura sobre el suelto, sustentado por los mismos cuatro pilares de ladrillo visto que lo recorren como esquinas del mismo, sobresaliendo de los paramentos45 y prolongándose por encima de sí como si fueran las cuatro torrecillas de un pequeño castillo que flotase entre la vegetación. Las paredes del depósito están revocadas de blanco y rematadas con ladrillo de tejar colocado a sardinel.

Rodeando el depósito, se extiende una pérgola formada por los cuatro pilares del mismo junto a otros doce exteriores que sostienen un enrejado de vigas de madera idóneo para el crecimiento de plantas trepadoras.

Coordenadas GPS: 40.44709, -3.63011.


Pista de tenis de la Quinta de los Molinos

Pista de tenis

El siguiente lugar de interés del parque hacia el que nos dirigimos es la Pista de tenis, situada a unos 100 metros al Sur del anterior depósito de presión (recordemos que este elemento está situado al Norte de la finca y la entrada de la Calle Alcalá al Sur de la misma). Este espacio fue uno de los últimos realizados en el parque, para lo cual, y dadas las características del terreno, fue necesario mover una gran cantidad de tierras hasta lograr una hondonada en donde construirlo. Debido a ello, la pista está rehundida en tres de sus laterales conforme al terreno que la rodea, habiéndose aprovechado dicha situación para la construcción en sus laterales más largos, Este y Oeste, de sendas terrazas de césped a modo de gradas para los posibles espectadores a los partidos de tenis. Igualmente, en el otro lateral sobreelevado, el situado al Norte, se ha construido un muro de contención con planta de arco que, junto a las gradas verticales, da al conjunto un aspecto evocador de antiguos espacios grecorromanos. En el lado restante, el Sur, lógicamente es la pista la que aparece sobreelevada.

Coordenadas GPS: 40.44645, -3.63025.


Fuente con cuatro tazas de la Quinta de los Molinos

Fuente con cuatro tazas

Junto al borde perimetral Oeste, bajando desde la pista de tenis, se encuentra una pequeña glorieta con bancos de granito, enmarcada por arcos decorados con rosales trepadores en sus lados Norte, Este y Sur, y una Fuente con cuatro tazas en el lado Oeste, junto al muro perimetral. La fuente está construida a base de un muro revocado de blanco y dividido en tres cuerpos verticales mediante dos pilastras centrales y dos pilares laterales, todos ellos de piedra arenisca, mismo material del que son el zócalo y la cornisa con moldura que lo remata. Sobre su eje central, a una altura ligeramente superior a la del punto medio de éste, se encuentra el único caño existente, cortado a ras de la pared y que vuelca su agua sobre una primera taza gallonada46 que, al rebosar, llena otra mayor, también gallonada, que repite idéntico proceso con un tercer vaso de bordes lobulados, último vaso intermedio antes del pilón inferior, de forma mixtilínea en su planta y de media copa en su frente.

Las cuatro tazas son de piedra caliza y las diferentes dimensiones del conjunto son de 2,20 metros de alto por 6 de ancho en el muro y 25 centímetros, 40 y 50 de diámetro en los tres vasos superiores, teniendo el pilón inferior unas medidas de 2 metros de ancho por 1 de fondo y 50 centímetros de alto.

Coordenadas GPS: 0.44645, -3.63025.


Lourdes Morales Farfán es Licenciada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos. ↑



* * *

GLOSARIO

- 1 Secesión vienesa: La Secesión vienesa fue fundada en 1897 por 19 artistas de la capital austriaca que se habían separado de la Asociación de los artistas de las Artes Visuales de Austria y tuvo por primer presidente a Gustav Klimt (Baumgarten, 1862 - Alsergrund, 1918). Aunque puede considerarse como una parte del modernismo2, tiene sensibles variaciones con respecto al Art Noveau y similares estilos, pudiendo llegar a integrarse algunos de sus extremos en el vanguardismo3. La Secesión es una búsqueda de la elegancia sin abandonar un aspecto sobriamente formal, siendo el expresionismo4 el estilo que surge de su trasgresión.
- 2 Modernismo: Es un movimiento artístico y literario, también llamado Art Noveau, surgido en Europa a finales del siglo XIX y principios del XX que se caracteriza por la riqueza de motivos vegetales, las líneas curvas y un elaborado uso de los colores. // Movimiento artístico que, en Hispanoamérica y en España, entre finales del siglo XIX y principios del XX, se caracterizó por su voluntad de independencia creadora y la configuración de un mundo refinado, que en la literatura se concreta en innovaciones lingüísticas, especialmente rítmicas, y en una sensibilidad abierta a diversas culturas, particularmente a las exóticas.
- 3 Vanguardismo: Conjunto de las escuelas o tendencias artísticas nacidas en el siglo XX, tales como el cubismo, el ultraísmo, etc., con intención renovadora, de avance y exploración.
- 4 Espresionismo: Escuela y tendencia estética que, reaccionando contra el impresionismo, propugna la intensidad de la expresión sincera aun a costa del equilibrio formal.
- 5 Florón: Adorno hecho a manera de flor muy grande, que se usa en pintura y arquitectura en el centro de los techos de las habitaciones.
- 6 Hornacina: Hueco en forma de arco, que se suele dejar en el grueso de la pared maestra de las fábricas, para colocar en él una estatua o un jarrón, y a veces en los muros de los templos, para poner un altar.
- 7 Revocar: Enlucir8 o pintar de nuevo por la parte que está al exterior las paredes de un edificio, y, por extensión, enlucir cualquier paramento.
- 8 Enlucir: Poner una capa de yeso o mezcla a las paredes, techos o fachadas de los edificios.
- 9 Bosquete: En los jardines o en las casas de campo, bosque artificial y de recreo.
- 10 Trasdós: Superficie exterior convexa11 de un arco o bóveda, contrapuesta al intradós.
- 11 Convexa: Dicho de una curva o de una superficie: Que se asemeja al exterior de una circunferencia o de una esfera.
- 12 Campaniforme: De forma de campana.
- 13 Fábrica: Construcción o parte de ella hecha con piedra o ladrillo y argamasa.
- 14 Rocalla: Decoración disimétrica inspirada en el arte chino, que imita contornos de piedras y de conchas y caracteriza una modalidad del estilo dominante en el reinado de Luis XV de Francia en la arquitectura, la cerámica y el moblaje.
- 15 Neoclásico: Dicho de un arte o de un estilo modernos: Que tratan de imitar los usados antiguamente en Grecia o en Roma.
- 16 Modillón: Miembro voladizo sobre el que se asienta una cornisa o alero17, o los extremos de un dintel18.
- 17 Alero: Parte inferior del tejado, que sale fuera de la pared y sirve para desviar de ella las aguas llovedizas.
- 18 Dintel: Parte superior de las puertas, ventanas y otros huecos que carga sobre las jambas19.
- 19 Jamba: Cada una de las dos piezas labradas que, puestas verticalmente en los dos lados de las puertas o ventanas, sostienen el dintel o el arco de ellas.
- 20 Voluta: Adorno en forma de espiral o caracol, que se coloca en los capiteles21 de los órdenes jónico23 y compuesto26.
- 21 Capitel: Parte superior de la columna y de la pilastra22, que las corona con forma y ornamentación distintas, según el estilo de arquitectura a que corresponde.
- 22 Pilastra: Columna de sección cuadrangular.
- 23 Orden Jónico: El que tiene la columna de unos nueve módulos o diámetros de altura, el capitel, adornado con grandes volutas, y dentículos24 en la cornisa.
- 24 Dentículo: Cada uno de los adornos con forma de paralelepípedo rectángulo que, formando fila, se colocan en la parte superior del friso25 del orden jónico y en algunos otros miembros arquitectónicos.
- 25 Friso: Parte superior de la columna y de la pilastra, que las corona con forma y ornamentación distintas, según el estilo de arquitectura a que corresponde.
- 26 Orden Compuesto: El que en el capitel de sus columnas reúne las volutas del jónico con las dos filas de hojas de acanto del corintio27, guarda las proporciones de este para lo demás y lleva en la cornisa dentículos y modillones sencillos.
- 27 Orden Corintio: El que tiene la columna de unos diez módulos o diámetros de altura, el capitel adornado con hojas de acanto y caulículos, y la cornisa con modillones.
- 28 Tangente: Dicho de dos o más líneas o superficies: Que se tocan o tienen puntos comunes sin cortarse.
- 29 Parterre: Jardín o parte de él con césped, flores y anchos paseos.
- 30 Sardinel: Obra hecha de ladrillos sentados de canto y de modo que coincida en toda su extensión la cara de uno con la del otro.
- 31 Arco de medio punto: El que consta de una semicircunferencia.
- 32 Ladrillo de tejar: Ladrillo tosco fabricado a la manera tradicional.
- 33 Imposta: Hilada de sillares algo voladiza, a veces con moldura, sobre la cual va sentado un arco.
- 34 Ochavado: Dicho de una figura: De ocho ángulos iguales y ocho lados iguales cuatro a cuatro y alternados.
- 35 Renacimiento: Época que comienza a mediados del siglo XV, en que se despertó en Occidente vivo entusiasmo por el estudio de la Antigüedad clásica griega y latina.
- 36 Basa: Asiento sobre el que se pone la columna o la estatua.
- 37 Plinto: Base cuadrada de poca altura.
- 38 Arriate: Cuadro pequeño y estrecho de tierra dispuesto para tener plantas de adorno junto a las paredes de los jardines y patios.
- 39 Fuste: Parte de la columna que media entre el capitel y la basa.
- 40 Octógono: Se dice del polígono de ocho ángulos y ocho lados.
- 41 Chaflán: Cara, por lo común larga y estrecha, que resulta, en un sólido, de cortar por un plano una esquina o ángulo diedro.
- 42 Gajo: Cada una de las partes en que está naturalmente dividido el interior de algunos frutos, como la naranja, el limón, la granada, etc.
- 43 Absidiolo: Ábside44 más pequeño que el principal y generalmente anejo a él.
- 44 Ábside: Parte del templo, abovedada y comúnmente semicircular, que sobresale en la fachada posterior, y donde se instalaban el altar y el presbiterio.
- 45 Paramento: Cada una de las dos caras de una pared.
- 46 Gallón: Cada uno de los segmentos cóncavos de ciertas bóvedas, rematados en redondo por su extremidad más ancha.

DATOS DE INTERES

HORARIOS DE APERTURA/VISITA:
- De 06,30 a 22,00 horas.

COMUNICACIONES:
CARRETERA:
AUTOBUS: Líneas 77, 104 y 105.
METRO: Línea 5, Estanción de Suances.

BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
- monumentamadrid
- Historia del Parque Quinta de los Molinos
- DRAE
- El Mundo - Diccionarios

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
Abrir texto en PDF RSS 2.0




Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW