Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Pueblos de Madrid

Valdemoro

Estación Valdemoro

Valdemoro, localidad del sur de la Comunidad de Madrid situada a 27 kilómetros de la capital. En la actualidad, según datos del pasado año 2008, cuenta con una población de algo más de 58.600 habitantes en sus poco más de 64 km2. Según datos históricos, su nombre podría provenir de 'Valle del Moro', denominación que se le daría a la ciudad después de la reconquista. Sin embargo, la primera ocupación data de la Edad de Hierro. Fue durante el reinado de Fernando VII, concretamente en el año 1822, cuando Valdemoro pasa a pertenecer a la provincia de Madrid. En la actualidad, la localidad es considerada una 'ciudad-dormitorio' debido al crecimiento urbano e industrial y a la creación de nuevos polígonos y barrios. Esto ha conllevado la construcción de nuevas infraestructuras y una mejora en las comunicaciones, como es el caso del ferrocarril.


Estación de tren de Valdemoro

Estación de ferrocarril. El año 1851 fue para la ciudad un año destacado: se lleva a cabo la inauguración de la línea de tren que uniría Madrid con Aranjuez y que tendría parada en Valdemoro, con lo que la localidad estaría por fin comunicada con la capital. Se trata, por lo tanto, de una de las estaciones de tren más antiguas de España. Su impulsor fue el Marqués de Salamanca en calidad de diputado, cargo que ocupaba en ese año. La comunicación con Madrid trajo la creación de numerosas industrias, principalmente dedicadas al yeso, que se instalarían en los alrededores de la estación, lo que supuso una revitalización de la economía local. El fuego se ha cebado con la estación de Valdemoro: primero, un incendio acabó el primitivo edificio apenas 30 años después de su construcción; después, otro incendió producido en 1926 hizo que fuera necesario su levantamiento de nuevo. El edificio actual de viajeros es del año 1928. Consta en la planta baja de un vestíbulo, salas de espera y dependencias, mientras que en la planta superior se encuentran las antiguas viviendas. Los muros del edificio, de planta rectangular, mezclan los ladrillos con una combinación de azulejos. La estación pertenece a Cercanías RENFE y forma parte de la línea C-3 que une la madrileña estación de Atocha con Aranjuez.


Convento de la Encarnación

Convento de la Encarnación, de la orden religiosa de las monjas clarisas, por lo que también es posible que nos encontremos su nombre como Convento de Santa Clara. Ubicado en la Plaza de las Monjas, nº 2, su construcción se la debemos don Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, Duque de Lerma, señor de la Villa de Valdemoro de 1602 a 1625. Tras redactar las condiciones de la obra, el convento fue inaugurado el 19 de mayo de 1616, sólo tres años después de su inicio. El edificio se distribuye en torno a un claustro central cuadrado. La planta de la iglesia es en forma de cruz latina con una nave y una cubierta con bóveda de cañón. Su retablo acoge los cuadros de "La Encarnación" y "El Calvario", ambos del siglo XVII. En su fachada principal podemos ver una imagen de Santa Clara, colocada en una hornacina sobre el dintel de la puerta de entrada a la capilla del convento y a cuyos lados hay dos escudos nobiliarios que representan la Casa de Lerma. Cerca del monasterio se encuentra la Fuente de la Villa.


Fuente de la Villa

Fuente de la Villa. Construida en 1605 a raíz de la concesión del Privilegio de Feria concedido por el rey Felipe III a Valdemoro, la encontramos en la Calle Illescas s/n. Tallada en piedra de Colmenar, está provista de tres caños y coronada por el primer escudo de la villa. Su fin era el de servir de abrevadero para los animales de los comerciantes. La construcción de esta emblemática fuente está relacionada también con el Duque de Lerma, personaje que ha tenido una gran importancia en el desarrollo de la población de Valdemoro. Fue él quien, a comienzos del siglo XVII, impulsa la puesta en marcha de una feria comercial. En agosto de 1603, coincidiendo con la festividad de la Asunción de la Virgen, tiene lugar la primera feria, aunque después se trasladaría al mes de octubre para no coincidir con otros mercados de la zona. La gran afluencia de público hizo que, en el siglo XVIII, el rey Fernando VI ampliara los días de feria de ocho a veinte. Su caída tuvo lugar a mediados del siglo XIX, cuando la actividad comercial decreció, por lo que la última feria se celebró en 1843.

El Privilegio de Feria conseguido por el Duque de Lerma hizo de Valdemoro una ciudad más próspera económicamente y la celebración de este mercado fue primordial para el desarrollo urbanístico de la ciudad, entre cuyos ejemplos encontramos la construcción de la Fuente de la Villa y la ampliación de la Plaza de la Constitución. Este evento ha sido recuperado en la actualidad como Feria Barroca ambientada en el siglo XVI y se lleva celebrando desde 2004 con espectáculos de fuegos artificiales, pasacalles, degustaciones y actuaciones musicales, siendo uno de los eventos de mayor interés turísticos de Valdemoro.


Lavadero Municipal

Lavadero Municipal. Detrás de la fuente tenemos el Lavadero Municipal, construido a finales del siglo XIX por orden de la Corporación municipal para dar a los ciudadanos un lugar higiénico donde lavar la ropa a resguardo de la intemperie. El agua para la colada provenía de la Fuente de la Villa, donde se había construido un pilón para abrevadero de los animales y al que comenzaron a acudir las lavanderas, lo que propició la construcción del Lavadero. En la actualidad, estas dependencias acogen las aulas donde se imparten las clases del Taller de Danza de la Universidad Popular.


Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Situada en la Plaza Nuestra Señora del Rosario, es considerada el monumento más importante de todos los que encontramos en Valdemoro. Es de estilo barroco, aunque sus orígenes se remontan al siglo XV, por lo que se pueden apreciar elementos románicos y mudéjares. Tras sufrir un incendio, de esta iglesia primitiva sólo se conservan algunos cuerpos cilíndricos y la parte del cuerpo sur. Está construida en el exterior con ladrillo y mampostería de piedra. Consta de una nave central de 60 metros por 28, con cuatro capillas a cada uno de los lados. La torre del campanario, situada al noroeste, fue acabada en 1764 y en ella están instaladas cuatro campanas de bronce.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción3

A su interior se puede acceder a través de tres puertas de entrada, de entre las que destaca la que está situada al oeste de la nave. Como podemos observar en la fotografía, está compuesta de tres arcos de medio punto custodiados por dos torres cuadrangulares. En el interior del templo encontramos pinturas de pintores como Francisco de Goya ("Aparición de la Virgen a San Julián, obispo de Cuenca", lienzo situado en el altar mayor) o Claudio Coello (("San Francisco Javier" y "San Ignacio de Loyola").

La posibilidad de que esta iglesia cuente con este patrimonio artístico se lo debemos a Don Pedro de Lerena, Mayordomo y Secretario de Estado, natural de Cuenca y vecino de Valdemoro. También cabe mencionar su Órgano, fechado en 1737 y que está incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Estado Español.


Casa de la Inquisición

Casa de la Inquisición. Situada en la Plaza de Autos, entre las calles Cervantes y Luis Planelles. Se trata de una casa de labor construida en el siglo XVII. El nombre dado al edificio ha sido objeto de numerosas especulaciones que lo relacionan con la Santa Inquisición. Sin embargo, y a pesar de que no hay datos documentados sobre ello, todo parece indicar que el nombre podría venir de que uno de sus habitantes fuera familiar de alguien relacionado con el Santo Oficio. Se tiene constancia de que algunos familiares de inquisidores actuaron en Valdemoro como acusadores oficiales en la ciudad. La posibilidad de que uno de ellos habitara en esta Casa ha sido lo que ha alimentado las teorías sobre su nombre. Además, hay que tener en cuenta que en Valdemoro no llegó a haber un Tribunal inquisitorial debido a sus dimensiones y su población. Su ubicación también ha contribuido a la leyenda de que el edificio fuera tomado por inquisidores al creer que la Plaza de Autos toma su nomenclatura por haberse llevado a cabo en ella autos de fe. Lejos de esto, lo que sí se sabe es que en ese lugar se levantaba el Hospital del Corpus Christi, regentado por la Cofradía del Santo Sacramento. Durante la fiesta del Corpus, se celebraban en esta plaza comedias sagradas, también denominadas autos sacramentales, de ahí el nombre de Plaza de Autos. Ha llegado a ser asilo y casa de vecindad. Actualmente es una propiedad privada cuyo dueño le ha devuelto su estructura original: un espacio residencial que gira en torno a un patio central porticado.


Plaza de la Constitución

Plaza de la Constitución. Bajando por la calle Nicasio Fraile y atravesando un arco que nos da la bienvenida a modo de puerta de entrada, llegamos a la Plaza de la Constitución, ubicada en pleno casco histórico. De forma rectangular, se caracteriza por sus soportales, algo que tuvo su origen en la función comercial que cumplía la plaza en la Edad Media: éstos protegían del sol y de la lluvia a los comerciantes que acudían a Valdemoro a vender sus mercancías durante la feria. Entre sus edificios encontramos algunas de las construcciones más emblemáticas de la ciudad, varias de ellas dedicadas en algún momento de su historia a ser casa consistorial de la villa y que en la actualidad siguen ligadas a la función institucional, como veremos a continuación.


Carcel antigua

Carcel antigua. Actualmente, el número 1 de la plaza acoge la Concejalía de Urbanismo. Antes de ello, la construcción era un conjunto de viviendas privadas que, desde el siglo XVI, fueron adquiridas por el Ayuntamiento para convertirlas en el penal de Valdemoro. Es curioso que, en vez de buscar un lugar alejado del pueblo, la cárcel se ubicara en pleno centro de éste. La razón era que, por un lado, el traslado de presos de los juzgados al penal era más fácil, por encontrarse éstos también en la plaza; por otro lado, éstos se alimentaban de la caridad de los viandantes debido a la escasez de recursos, por lo que así el Ayuntamiento se garantizaba su manutención. La antigua cárcel también albergó las dependencias del Consistorio desde el año 1962 hasta la construcción del edificio que sería, hasta la actualidad, el nuevo Ayuntamiento de la ciudad de Valdemoro.


Torre del Reloj

Torre del Reloj. En 1613 se consolida la construcción de la Plaza de la Constitución con la creación del pósito de trigo para los labradores pobres, todo ello impulsado por el ya mencionado Antonio Correa, hidalgo valdemoreño apodado El Indiano. En este edificio, sito en el número 7 de la plaza, se ubica la Torre del Reloj, que en un principio estaba en la iglesia parroquial, al lado de las campanas. Tras la reconstrucción del templo a mediados del siglo XVII, se cambió el reloj y la torre de sitio para dar mayor importancia a la capilla mayor. En la actualidad, en el edificio del antiguo pósito se encuentra un puesto de policía.


Ayuntamiento Nuevo

Ayuntamiento Nuevo. En la foto, es el edificio que vemos a la derecha y que tiene izadas las banderas. Se inaugura el 29 de noviembre de 1991 en el número 11 de la Plaza de la Constitución y lindando con las calles Las Vacas y Doctor Lacalle. El edificio fue proyectado por el arquitecto Miguel Sánchez Hinojal y se construyó sobre el solar que antes había ocupado el Círculo Centro Recreativo, uno de los varios casinos que por entonces había en Valdemoro. Antes de eso, a principios del siglo pasado, el edificio del casino perteneció a los señores Torrespando, una familia adinerada de la villa, y en su interior había una antigua capilla que permaneció intacta hasta después de la guerra civil. Su arquitectura se caracteriza por aunar los elementos tradicionales de la plaza castellana (cubierta a dos aguas de teja, soportales, galería superior y pilares sujetándola...) con elementos nuevos que han posibilitado que cada una de las fachadas se integren en la calle a la que se exponen.


Hospital de legos de San Juan Bautista

Hospital de legos de San Juan Bautista. También en la plaza, concretamente en el número 17, en la esquina con la calle Colegio, se levantaba el antiguo Hospital de legos de San Juan Bautista, fundado por los hermanos religiosos Antonio y Alejo Correa en 1566. El segundo era, además, comisario del Santo Oficio de la Inquisición. En él se daba asilo y asistencia a los más necesitados del pueblo e igualmente acogía una Cátedra de Gramática en la que se instruía a personas vinculadas con el círculo de los Correa. Su desaparición se llevó a cabo entre 1771 y 1785, aunque no se sabe con exactitud la fecha. Posiblemente, con la desamortización de Madoz, en 1855, el edificio se subastó y pasó a ser una propiedad privada, algo que continúa siendo hoy día. No hay referencias documentales de sus características arquitectónicas, pero sí se sabe que su apariencia actual nada tiene que ver con la de entonces, a pesar de que se conserve el balcón corrido.


Consistorio Viejo

Consistorio Viejo. Ubicado en el número 18, actualmente acoge la Concejalía de Educación y Salud. Se desconoce la fecha exacta en que este edificio comenzó a funcionar como Ayuntamiento de Valdemoro, aunque se baraja la posibilidad de que fuera a finales del siglo XV. En 1480, desde las Cortes de Toledo se dio un toque de atención al hecho de que cada una de las ciudades no tuvieran su Ayuntamiento, por lo que ordenaron que, en un plazo máximo de dos años, se debía construir un edificio que albergara estas funciones. Si no se cumplía, los regidores perderían su puesto, según establecía una disposición de los Reyes Católicos. Siguiendo esto, se cree que aquel edificio levantado a finales del siglo XV es el mismo al que nos referimos aquí. Es un edificio rectangular de dos plantas. La de arriba está rematada con una galería que da a la plaza. La de abajo se destaca por un pórtico de pies derechos y vigas de madera. Su actividad municipal se mantuvo hasta 1962, año en que, por falta de espacio, se trasladó al edificio que hoy es la Concejalía de Urbanismo, ubicada en el número 1 de la plaza.


Parque Duque de Ahumada

Parque Duque de Ahumada. Dejamos atrás la Plaza de la Constitución y, muy cerca, en la calle Libertad, s/n, con una extensión de 9.000 metros cuadrados, se encuentra el Parque Duque de Ahumada.

Parque Duque de Ahumada2

Fue construido a finales de la década de los 80 sobre los terrenos donde, desde 1856, se levantaba el antiguo Colegio de Guardias Jóvenes, conocido coloquialmente como "El Corralillo". De hecho, sus muros son los que limitan el parque, de ahí que lleve el nombre del que fuera fundador de la Benemérita, el Duque de Ahumada, de quien hay erigida una estatua en el interior del parque, en donde nos encontramos nos encontremos elementos que rinden homenaje a la Guardia Civil. Dividido en dos alturas, en la inferior hay una pradera de césped con una rosaleda y otras flores, así como una fuente ornamental; en la parte superior, a la que se accede por dos escalinatas, también hay dos fuentes, además de una pérgola adornada con flores.


Casa del Rey, Casa de San Nicolás y Colegio de San José

Casa del Rey, Casa de San Nicolás y Colegio de San José. Esos han sido los nombres dados al edificio comprendido entre la Plaza del Conde, el callejón del Rey y San Vicente de Paúl. Se cree que perteneció a la Compañía de Jesús hasta que los jesuitas fueron expulsados durante el reinado de Carlos III (1759-1788). A partir de ahí, el inmueble paso a pertenecer a la Hacienda Pública, es decir, al patrimonio real, por lo que su nombre cambió para denominarse Casa del Rey. Pasado un tiempo, fue comprado por don Diego Fernández de Vallejo, Marqués de Vallejo, que lo donó a las Hijas de la Caridad, que en agradecimiento al marqués le cambiaron el nombre, bautizando el edificio como Casa de San Nicolás, en homenaje a su esposa, Nicolasa Gallo. En 1897, las monjas, además de prestar asistencia a las hermanas enfermas, comenzaron a llevar a cabo tareas educativas con el nombre de las Escuelitas de San José, algo que se continúa en la actualidad.


Ermita del Cristo de la Salud

Ermita del Santísimo Cristo de la Salud. Ubicada en la calle del mismo nombre, el edificio es una construcción barroca que data de 1721, aunque debido a las numerosas reconstrucciones se pueden apreciar varios estilos. Está compuesta de una nave central cubierta con una bóveda de cañón y seis capillas laterales, algunas de las cuales albergaron pequeños retablos que no se conservan en la actualidad. Tan sólo tenemos el que se encuentra colocado tras el altar mayor. Sin embargo, el origen de la ermita lo tenemos unos 300 años antes de su construcción, en un humilladero o cruz que había en el antiguo camino de Aragón donde los caminantes pedían protección y que pronto se fue convirtiendo en lugar de peregrinación. Así, a finales del siglo XV y principios del XVI, se construyó el primer santuario que tuvo el nombre de Ermita de la Sangre de Cristo o Vera Cruz. Las hermandades y seguidores del Cristo de la Salud, cuyo culto llegó a convertirlo en patrón de la villa, hicieron posible la construcción de la ermita que hoy conocemos.


* * *

DATOS DE INTERES

HORARIOS DE APERTURA/VISITA:

LOCALIZACIÓN Y COMUNICACIONES:
- FERROCARRIL: Domingo y festivos, línea C3 desde Atocha o Chamartin en Atocha desde aproximadamente 05,30 a 23,45 con una frecuenca cercana a media hora, siendo ésta mayor en días laborables. Tiempo estimado 28-29 minutos desde Atocha y algo mas de 40 desde Chamartín.
- AUTOBUSES: Líneas 422 y 426 desde Legazpi a Valdemoro. Línea 423 desde Estación Sur a Aranjuez. Línea 424 desde Plaza Beata a Valdemoro (El Restón). Línea 401 (Búho) desde Atocha a Valdemoro pasando por Pinto.
- http://movilidadvaldemoro.wordpress.com/autobuses-interurbanos/
- CARRETERA: Circular por la A4 con dirección a Córdoba y tomar su salida 26B hacia Valdemoro.

BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
http://www.valdemoro.es
http://es.wikipedia.org/wiki/Valdemoro
http://www.valdemorohistorico.com/_index.php

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
RSS 2.0




Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW