Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Andalucía

Sevilla, Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

Por Lourdes Morales Farfán

Miércoles, 27 de abril de 2016


Sevilla, Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Muchas son las tradiciones que hay arraigadas en la cultura sevillana, pero si hubiera que mencionar una de ellas, esa sería la devoción y la fe por una de las imágenes más populares de la Semana Santa de Sevilla, la de Jesús del Gran Poder. En este reportaje, conoceremos al detalle la que es su “casa”: la Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. Aquí, se veneran dos de las imágenes más representativas de la Semana Mayor hispalense: por un lado, la ya mencionada de Jesús del Gran Poder; por otro, su madre, la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, que va acompañada bajo el palio1, en el mismo paso2, de San Juan. Ambos pasos procesionan durante la noche del Jueves al Viernes Santo. Es la famosa “madrugá” de Sevilla, unas horas en las que las calles de la capital andaluza son recorridas por las procesiones de las hermandades del Gran Poder, El Silencio, La Macarena, El Calvario, Esperanza de Triana y Los Gitanos.

Nos hallamos en una iglesia de relativa reciente construcción que se levantó al lado de la Iglesia Parroquial de San Lorenzo (sede ésta que fue anteriormente de la hermandad) y que fue bendecida el 28 de mayo de 1965 en una ceremonia oficiada por el cardenal arzobispo de Sevilla José María Bueno Monreal; un día antes, el 27 de mayo, festividad de la Ascensión, se trasladaron en una procesión llevada a cabo por la mañana los pasos del Señor y de la Virgen a la Santa Iglesia Catedral de Sevilla, procesionando de nuevo por la tarde para entrar, por primera vez, en la iglesia que sería su sede definitiva.

Asentada la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso en la Plaza de San Lorenzo desde el siglo XVIII, a comienzos del XX se hace necesario tener un edificio que cumpliera la función de sede propia, debido principalmente al incremento de fieles. Tras barajarse diferentes opciones, finalmente los hermanos deciden en 1958 quedarse en la plaza y adquirir el edificio en el que estaba instalada la Jefatura de Obras Públicas, junto a la Iglesia de San Lorenzo, solar en el que construirían la basílica./p>

Sevilla, Cúpula circular y nave única de la Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

Cúpula circular y nave única de la Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Del proyecto se encargaron los arquitectos Alberto Balbontín de Orta y Antonio Delgado Roig, quienes, con el Panteón de Roma como fuente inspiradora, aprovecharon para realizar la fachada de la basílica un diseño neobarroco que previamente había sido ideado para la Hermandad del Silencio.

De planta circular, no deja ningún elemento a la vista que cumpla una función sustentante. La entrada está provista de un atrio3 porticado, en el que dos lápidas nos recuerdan, por un lado, la primera entrada que hizo Jesús del Gran Poder en la basílica, en el año 1965, y por otro, la beatificación del cardenal Marcelo Spínola, hermano mayor que fuera de la hermandad, en 1987. En el exterior, la portada queda enmarcada por dos columnas rematadas por capitel corintio4, mientras que sobre el tímpano18 se halla el escudo de la hermandad rodeado por la inscripción latina “In Manu Eius Potestas et Imperium” (“En su mano el poder y el imperio”), quedando todo ello rematado por una espadaña. El conjunto está cubierto por una gran e imponente cúpula de media naranja con decoración a base de casetones20 de formas geométricas; en el centro, una linterna21 coronada con un pequeño cupulín permite el paso de luz al interior del templo. Dentro, la única nave con que cuenta está compuesta, en alzado, únicamente por un gran zócalo de mármol rojo y negro.

El título de Basílica Menor le fue incorporado a través de una Bula22 Pontificia otorgada en Roma por el Papa Juan Pablo II el 29 de diciembre de 1992. Ese mismo año, se llevarían a cabo obras de reforma en la iglesia, para lo cual, durante unos meses, debió ser cerrada al culto y las imágenes puestas en la zona del atrio sobre un altar provisional. Tiempo después, en 2008, se adecúa el camarín23 para conservar mejor la imagen del Señor y para dar acceso a él a los discapacitados; además, se dotó el templo con un columbario24 y se situó una balconada en el coro para ubicar ahí el órgano que en 1798 había hecho el organero Pablo de Salazar para el monasterio cisterciense de Vileña, en Burgos, y que le había sido donado a la hermandad, habiendo llegado a Sevilla tras producirse un incendio en su lugar de origen.

Localización: Plaza de San Lorenzo, 13. 41002 Sevilla.


* * *
Sevilla, Retablo Mayor de la Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

Retablo Mayor de la Basílica Menor de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

Toda la Iglesia se ordena en torno al Retablo Mayor, en el que podemos contemplar una talla neobarroca que debemos al tallista Manuel Guzmán Bejarano, quien siguió las trazas del que tenía en una pequeña capilla de la Iglesia de San Lorenzo antes de que la hermandad se trasladara a este nuevo templo, obra aquella del pintor Gonzalo Bilbao de principios del siglo XX. El diseño original incluía el camarín con la venera25 de mármol del fondo, si bien a éste se le añadirían las dos alas laterales que acogen, respectivamente, las imágenes de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso, y la de San Juan.

Sevilla, Nuestro Padre Jesús del Gran Poder

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder.

La talla de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, que preside, como no podía ser de otro modo, la basílica que en su honor se levantó, salió de las manos del escultor cordobés Juan de Mesa en el año 1620; sin embargo, durante muchos años se atribuyó su obra a su maestro, el también escultor Juan Martínez González, más conocido como Juan Martínez Montañés. La primera posibilidad de que fuera una obra de Mesa la plantea Adolfo Rodríguez en 1920. Diez años más tarde, en 1930, Heliodoro Sancho Corbacho hallaría la carta de pago de la obra, realizada junto con la imagen de San Juan, de la que hablaremos más adelante, por las cuales Juan de Mesa cobraría 2.000 reales de a 34 maravedíes26 cada uno, todo ello en un acuerdo cerrado en 1620. Asimismo, el documento recoge que el mayordomo27 Pedro Salcedo ocupa la regencia de la hermandad, y que el pagador y Alcalde de la Cofradía es Alonso de Castro, además de que la policromía, al menos en la talla de San Juan, correspondería al hermano Francisco Fernández de Llexa.

Su cuerpo, abrazado a la cruz que porta, es de talla completa, para el cual se utilizó madera de cedro, mientras que la peana es de pino de Segura, si bien fue diseñado desde un principio para que fuera vestido con ropas. Cabe, asimismo, destacar algunos elementos originales del escultor, como es el caso de la mirada perdida de Jesús, la corona de espinas tallada en un solo bloque, o la perfección anatómica de la escultura, entre otros. Impactan en aquellos que admiremos la escultura sus formas dinámicas y, por encima de todo, el realismo y el dramatismo que se conjugan en su rostro y en sus ojos, lleno de dolor el primero y de amor los segundos.

Como dijimos al inicio de este reportaje, la hermandad procesiona en la madrugada del Viernes Santo, haciéndolo el Señor en unas magníficas andas28 de finales del siglo XVII realizadas por Bernardo Simón de Pineda y Francisco Antonio Gijón.

La imagen de Jesús del Gran Poder ha debido ser restaurada en varias ocasiones: por Blas Molner, que en 1776 le añadió las espinas a la corona; José Ordóñez; Francisco Peláez del Espino, que en 1977 introdujo algunos elementos metálicos internos que, según la propia hermandad, dañaron bastante la imagen; y, en dos ocasiones, por los hermanos Joaquín y Raimundo Cruz Solís, que durante su segunda intervención se encargaron de limpiar la suciedad acumulada en la cara de la talla. Aunque se conservan diversas túnicas de gran valor, como la llamada “túnica persa”, la de la corona de espinas, o la de los cardos, la imagen suele vestir una túnica lisa de color morado.


Sevilla, Virgen del Mayor Dolor y Traspaso

Virgen del Mayor Dolor y Traspaso.

A su izquierda, siempre al lado de su hijo, vemos a la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso. Se trata de una talla de 1798 (aunque su realización no está documentada), de autor anónimo, que reemplaza a otra anterior y que a lo largo de los años ha sufrido algunas intervenciones que han alterado su apariencia original.

De tamaño natural (mide 1,74 metros), la imagen, eminentemente clásica, es una talla en candelero29 de madera de cedro policromada, candelero al que van adheridos el busto y los brazos de la Virgen. Iconográficamente, la vemos representada en una actitud llorosa, con la cabeza inclinada hacia su izquierda (nuestra derecha, si la miramos de frente) para, como figura en la web de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso, “adecuarse a San Juan del que recibe indicaciones y consuelo en el momento posterior al cruce de miradas entre Cristo y María en la Calle de la Amargura”. Su rostro por entero derrama tristeza, sólo hay que mirar la expresión de dolor de sus almendrados ojos, de los cuales caen hacia sus mejillas unas lágrimas de cristal, y de su boca entreabierta. En el pecho, entre la prenda que lo cubre (pecherín), se clava un puñal, símbolo del dolor clavado en su corazón, mientras que en su cabeza porta una corona, atributo de su divinidad.

Como apuntábamos antes, varias han sido las obras de restauración que, con más o menos tino, la han dotado de su aspecto actual. Así, en el año 1954, el escultor e imaginero30 Antonio Illanes afianzó la cabeza al candelero, pero también alteró sus facciones de manera leve para acercarla al gusto de la época. Más adelante, la intervención nada acertada de Peláez del Espino consistió en alterar de una manera llamativa la policromía de la obra, al tiempo que la dotaba de un candelero metálico en 1978. Sería Luis Ortega Bru quien, sólo un año después, en 1979, la encarnaría con colores claros, además de sustituir de nuevo el candelero por otro realizado en madera.

En cuanto al ajuar31 de la Virgen, varios son los elementos que de él podríamos destacar. Ejemplo de ello es la corona de salida, obra en plata dorada con estilo rocalla32 realizada por Juan Ruiz en 1798, siendo así la corona más antigua de las que procesionan por las calles de Sevilla durante la Semana Santa. También cabe mencionar diferentes mantos y sayas33 de camarín, como los hechos en el siglo XIX por las hermanas Josefa y Ana Antúnez, o Teresa del Castillo, todas ellas insignes bordadoras en Sevilla, así como el conjunto de saya y manto color burdeos, a juego con el palio, que fueron realizados por el gran bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda en 1904.


Sevilla, San Juan

San Juan.

En el lado derecho, está la figura de San Juan, de 1620 y también obra de Juan de Mesa, quien, como apunta Manuel Jesús Roldán en su libro “Iglesias de Sevilla”, “impuso un modelo iconográfico basado en la moda de la época de Felipe III, con un bigote y una perilla que se copiaron en numerosas imágenes posteriores”. Hubo de existir otra imagen de San Juan anterior, pues en el siglo XVI, las reglas de la hermandad de 1570 ya recogían la celebración destacada de la Fiesta de San Juan Evangelista, pero de ella nada se sabe.

Como ya ocurriera con la talla de Jesús del Gran Poder, hasta que apareció la documentación que acreditaba su autoría a Juan de Mesa, ésta le era otorgada a Martínez Montañés. La finalización de ambas imágenes, según la carta de liquidación del contrato firmada entre Mesa y la Hermandad, sería el 1 de octubre de 1620; sin embargo, en el año 1972 se llevó a cabo una reestructuración del cuerpo de la talla de San Juan por parte de los imagineros José Pérez y Adolfo Castillo, momento en que, en su interior, se halló un documento en el que se menciona explícitamente cómo esta imagen de San Juan fue finalizada el 31 de agosto de 1620, siendo Juan de Mesa su maestro escultor y el hermano de la cofradía Francisco Fernández de Llexa quien la encarnara.

La escultura, con unas medidas de 1,78 metros de alta, queda representada con su cuerpo, su cabeza y su mirada giradas a su derecha (nuestra izquierda, si miramos de frente), en sacra conversación con la Virgen, a la que, como ya dijimos, acompaña en el paso procesional. Su cara está dotada de peinado, perilla y bigote, lo que muestra que Mesa quiso reflejar en él la imagen propia de un joven caballero de la época.

Varios han sido los trabajos de restauración que en la talla se han llevado a cabo. En 1954, Antonio Illanes, que en el mismo año había intervenido en la figura de la Virgen, se encargaría también de tratar las facciones del rostro de San Juan, alterando además la policromía original que entonces se conservaba. Más adelante, en 1972, le será colocado el cuerpo anatomizado34 con que ahora cuenta por parte de los ya mencionados José Pérez y Adolfo Castillo. Entre los años 1985 y 1986, sufre una actuación integral de los hermanos Raimundo y Joaquín Cruz Solís. Finalmente, y en época más reciente, en 2014 vuelve a ser restaurado, esta vez de la mano de Pedro Manzano Beltrán.

La talla viste una túnica verde, símbolo en el cristianismo de la regeneración de las almas a través de las buenas obras, y un mantolín rojo, alegoría de los sentimientos puros, como es en este caso acompañar a la Virgen en su dolor por la pérdida de su hijo como si de otro hijo se tratara. Su cabeza porta un nimbo35, contando con dos preseas: una de 1771 en estilo rococó, y otra de 1929 que representa una flor de pasión rodeada por rocallas de las que emanan haces de luz.


El conjunto del Retablo Mayor se completa con un sagrario36 de plata realizado por Orfebrería Triana y que, colocado a los pies de Nuestro Señor, representa la fachada de la Basílica de San Juan de Letrán, en Roma.

En el resto de la Iglesia, pocos son los elementos decorativos que se pueden contemplar. De este modo, en el área destinada a los confesionarios, hay unos cuadros con ángeles que se aproximan a la obra de Juan del Espinal, del siglo XVIII. De 1996 son las pinturas con las escenas del Vía Crucis37 que recorren el perímetro del templo, realizadas por Antonio Agudo Torrico.

Asimismo, el camarín es visitable para todo aquel que, en un acto de devoción, quiera besar el talón de Jesús del Gran Poder. A él se accede por medio de dos escaleras, una a cada lado del Retablo Mayor, que también llevan, en el lado del Evangelio38, a la sacristía, los despachos basilicales y el Tesoro, y en el lado de la Epístola, a la Capilla Sacramental y al Columbario. Asimismo, la basílica queda rodeada por un deambulatorio40 conocido como “Pasillo de los Beatos”. En cuanto al mencionado Tesoro, éste es el nombre que recibe una gran sala en la que se dispusieron, originalmente, los bienes artísticos de la hermandad, además de los dos pasos; hoy día, en la planta baja se guardan algunas piezas artísticas de uso litúrgico, mientras que en la alta hay un salón de actos.

En la Capilla del Sagrario, tenemos presidiéndola el busto antiguo de una Dolorosa de la escuela granadina; se halla enmarcado en un retablo-vitrina de madera dorada y cristal que se apoya sobre un banco41 y que es transparente en tres de los cuatro frentes que lo forman, mientras que en la parte del fondo cuenta con bajorrelieves42 estofados43. Su rostro, de rasgos afilados, se alza al cielo llorando y rogando. Lo que se deja entrever de sus ropas, una túnica rosa, una toca46 blanca y un manto azul, es propio de los bustos que salieron de la escuela granadina.

Por otro lado, veremos una imagen del Cardenal Marcelo Spínola y Maestre, beatificado por el Papa Juan Pablo II en Roma el 29 de marzo de 1987. Pero será años más tarde, en 2003, cuando se realice esta talla de madera policromada, obra neobarroca del imaginero sevillano José Antonio Navarro Arteaga que sustituyó a otra anterior que había sido donada por un hermano de la cofradía. Colocada sobre una peana tallada y dorada, se encuentra ubicada en el Pasillo de los Beatos, saliendo del camarín y al lado de la Capilla del Sagrario. El beato lleva el hábito cardenalicio, con el solideo47 cubriendo su cabeza, la esclavina48 púrpura en los hombros y una cruz que sujeta con la mano izquierda contra el pecho.

Aquí, podremos ver también una escultura a tamaño natural y sobre peana dorada de Fray Diego José de Cádiz que fue encargada al escultor Antonio Castillo Lastrucci en 1967, quien hizo una talla en madera de cedro completa policromada. Sin embargo, el imaginero fallecería antes de poder terminarla, dejando el encargo a José Pérez Delgado. El beato lleva el sayal49 característico de la orden franciscana de los Capuchinos, portando el cíngulo50 en la cintura con tres nudos que simbolizan los votos, o virtudes, de la orden, es decir, la pobreza, la castidad y la obediencia; en sus manos, sostiene un crucifijo que con actitud reverencial se dispone a besar.

Por último, e igualmente en 1967, se encargó la obra del Niño Jesús que en esta sala veremos y que sería la que se adorase durante los actos de Navidad. Su autor fue también Castillo Lastrucci, que proyectaría una imagen a tamaño natural en madera de cedro que descansa desnuda sobre un lecho, teniendo la mano derecha un tanto alzada como queriendo bendecir a quienes le observan. La obra fue acabada, como la anterior, por Pérez Delgado.


Lourdes Morales Farfán es Licenciada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos. ↑


GLOSARIO

- 1 Palio: Especie de dosel colocado sobre cuatro o más varas largas, bajo el cual se lleva procesionalmente el Santísimo Sacramento, o una imagen, y que es usado también por el papa, algunos prelados y algún jefe de Estado.
- 2 Paso: Efigie o grupo que representa un suceso de la pasión de Cristo, y se saca en procesión por la Semana Santa.
- 3 Atrio: Andén que hay delante de algunos templos y palacios, por lo regular enlosado y más alto que el piso de la calle.
- 4 Orden corintio: Orden que tiene la columna de unos diez módulos5 o diámetros de altura, el capitel adornado con hojas de acanto6 y caulículos7, y la cornisa16 con modillones17.
- 5 Módulo: Medida que se usa para las proporciones de los cuerpos arquitectónicos. En la antigua Roma, era el semidiámetro del fuste en su parte inferior.
- 6 Acanto: Ornato hecho a imitación de las hojas del acanto, característico del capitel del orden corintio. // Planta de la familia de las acantáceas, perenne, herbácea, con hojas anuales, largas, rizadas y espinosas.
- 7 Caulículo: Cada uno de los vástagos o tallos que nacen del interior de las hojas de acanto del capitel corintio y se vuelven en espiral bajo el ábaco8.
- 8 Ábaco: Conjunto de molduras, generalmente en forma de dado, que corona el capitel y tiene la función de recibir directamente la carga del arquitrabe9.
- 9 Arquitrabe: Parte inferior del entablamento10, la cual descansa inmediatamente sobre el capitel de la columna.
- 10 Entablamento: Conjunto de molduras que corona un edificio o un orden de arquitectura y que ordinariamente se compone de arquitrabe, friso11 y cornisa.
- 11 Friso: Parte del entablamento en los órdenes clásicos que media entre el arquitrabe y la cornisa, en ocasiones ornamentado de triglifos12, metopas15 u otros elementos.
- 12 Triglifo: Adorno del friso dórico13 que tiene forma de rectángulo saliente y está surcado por dos glifos14 centrales y medio glifo a cada lado.
- 13 Orden dórico: Orden que tiene la columna de ocho módulos o diámetros a lo más de altura, el capitel sencillo y el friso adornado con metopas y triglifos.
- 14 Glifo: Canal vertical poco profundo que decora el frente de los triglifos en los órdenes clásicos.
- 15 Metopa: En el friso dórico, espacio que media entre triglifo y triglifo.
- 16 Cornisa: Parte superior del entablamento de un pedestal, edificio o habitación.
- 17 Modillón: Miembro voladizo sobre el que se asienta una cornisa o alero, o los extremos de un dintel.
- 18 Tímpano: Espacio triangular que queda entre las dos cornisas inclinadas de un frontón19 y la horizontal de su base.
- 19 Frontón: Remate triangular o curvo de una fachada, un pórtico, una puerta o una ventana.
- 20 Casetón: Artesón. // Elemento constructivo poligonal, cóncavo, moldurado y con adornos, que dispuesto en serie constituye el artesonado.
- 21 Linterna: Torre pequeña más alta que ancha y con ventanas, que se pone como remate en algunos edificios y sobre las medias naranjas de las iglesias.
- 22 Bula: Documento pontificio relativo a materia de fe o de interés general, concesión de gracias o privilegios o asuntos judiciales o administrativos, expedido por la Cancillería Apostólica y autorizado por el sello de su nombre u otro parecido estampado con tinta roja.
- 23 Camarín: En un templo, capilla pequeña, generalmente exenta, donde se rinde culto a una imagen muy venerada.
- 24 Columbario: En los cementerios, conjunto de nichos. // En los cementerios de los antiguos romanos, conjunto de nichos donde colocaban las urnas cinerarias.
- 25 Venera: Cada una de las valvas de la concha semicircular de la vieira, una plana y otra convexa y estriada, rojizas por fuera y blancas por dentro: los peregrinos llevaban una venera como insignia.
- 26 Maravedí: Moneda antigua española, efectiva unas veces y otras imaginaria, que tuvo diferentes valores y calificativos.
- 27 Mayordomo: Oficial que se nombra en las congregaciones o cofradías para que atienda a los gastos y al cuidado y gobierno de las funciones.
- 28 Anda: Andas. // Tablero que, sostenido por dos varas paralelas y horizontales, sirve para conducir efigies, personas o cosas.
- 29 Imagen de candelero: Se llama así a aquellas esculturas, generalmente las que representan a la Virgen, que están formadas por una talla hasta la cintura, mientras que desde ahí y hasta los pies es un candelero, es decir, un elemento en forma de cono hecho a base de listones que se cubren con tela y sobre el que se ponen los ropajes de la imagen.
- 30 Imaginero: Estatuario o pintor de imágenes.
- 31 Ajuar: Conjunto de enseres y ropas aportados por la mujer al matrimonio. En este caso, se trata de aquellas ropas y enseres que acicalan a las imágenes religiosas.
- 32 Rocalla: Decoración disimétrica inspirada en el arte chino, que imita contornos de piedras y de conchas y caracteriza una modalidad del estilo dominante en el reinado de Luis XV de Francia en la arquitectura, la cerámica y el moblaje.
- 33 Saya: Falda.
- 34 Anatomizado: En escultura y pintura: Señalar en una figura los huesos y músculos de manera que se distingan bien.
- 35 Nimbo: Aureola. // Resplandor, disco o círculo luminoso que suele figurarse detrás de la cabeza de las imágenes sagradas.
- 36 Sagrario: Parte interior del templo, en que se reservan o guardan las cosas sagradas, como las reliquias. // Lugar donde se guarda y deposita a Cristo sacramentado.
- 37 Vía Crucis: Calvario. // En algunos templos cristianos, conjunto de catorce o quince cruces o cuadros colocados en las paredes para representar los pasos de Jesús hacia el monte Calvario.
- 38 Lado del Evangelio y lado de la Epístola: En una Iglesia, se llama lado del Evangelio al situado en la parte izquierda desde el punto de vista de los fieles, mirando éstos hacia el altar, mientras que el de la Epístola es el de la parte derecha. Toman este nombre de los lados del presbiterio39 desde donde se lee el Evangelio y la Epístola durante la misa.
- 39 Presbiterio: Área del altar mayor hasta el pie de las gradas por donde se sube a él, que regularmente suele estar cercada con una reja o barandilla.
- 40 Deambulatorio: En las catedrales y otras iglesias, espacio transitable situado detrás del presbiterio que da ingreso a otras capillas situadas en el ábside.
- 41 Banco de retablo: Sotabanco. // Predela. // Banco o banca de retablo, parte inferior horizontal de este.
- 42 Bajorrelieve: Relieve en que las figuras resaltan poco del plano.
- 43 Estofar: Entre doradores, raer con la punta del grafio44 el color dado sobre el dorado de la madera, formando rayas o líneas para que se descubra el oro y haga visos entre los colores con que se pintó. // Pintar sobre el oro bruñido45 relieves al temple.// Colorear sobre el dorado hojas de talla. // Dar de blanco a las esculturas en madera para dorarlas y bruñirlas después.
- 44 Grafio: Instrumento con que se dibujan y hacen las labores en las pinturas estofadas o esgrafiadas.
- 45 Bruñir: Sacar lustre o brillo a un metal, una piedra, etc.
- 46 Toca: Prenda de tela con que se cubría la cabeza.
- 47 Solideo: Casquete de seda u otra tela ligera, que usan los eclesiásticos para cubrirse la coronilla.
- 48 Esclavina: Cuello postizo y suelto, con un volante de tela de seis u ocho dedos de ancho pegado alrededor, usado por los eclesiásticos.
- 49 Sayal: Tela muy basta tejida de lana burda. // Prenda de vestir hecha con sayal.
- 50 Cíngulo: Cordón o cinta de seda o de lino, con una borla51 en cada extremo, que sirve para ceñirse el sacerdote el alba52.
- 51 Borla: Conjunto de hebras, hilos o cordoncillos que, sujetos y reunidos por su mitad o por uno de sus cabos en una especie de botón y sueltos por el otro o por ambos, penden en forma de cilindro o se esparcen en forma de media bola. También se hacen de filamentos de pluma para aplicar los polvos que se usan como cosmético.
- 52 Alba: Vestidura o túnica de lienzo blanco que los sacerdotes, diáconos y subdiáconos se ponen sobre el hábito y el amito53 para celebrar los oficios.
- 53 Amito: Lienzo fino, cuadrado y con una cruz en medio, que el preste, el diácono y el subdiácono se ponen sobre la espalda y los hombros para celebrar algunos oficios divinos.

DATOS DE INTERES

HORARIOS DE APERTURA/VISITA:

LOCALIZACIÓN Y COMUNICACIONES:
VUELOS: Aeropuerto de San Pablo.
TREN: Estación de Santa Justa y apeadero de San Bernardo.
METRO:
AUTOBÚS: Estación de Autobuses de la Alameda de Hércules, Líneas 13, 14, A7.
COCHE:


BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
- Manuel Jesús Roldán: “Iglesias de Sevilla”; Editorial Almuzara, 2010; ISBN: 978-84-92924-61-5; Depósito Legal: J-1238-2010.
- Jaime Passolas Jáuregui: “Apuntes para conocer Sevilla”; Editorial Jirones de Azul; ISBN: 84-935059-2-7; Depósito Legal: SE-4393-06.
- Web Oficial de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor y Traspaso
- DRAE

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
RSS 2.0



Más Sevilla
Monográficos de Sevilla
- Castillo de San Jorge

- Exposición Ibero-Americana de 1929 (I)

- Exposición Ibero-Americana de 1929 (y II)

- Murallas de Sevilla

- Museo Arqueológico (I)

- Museo Arqueológico (II)

- Museo Arqueológico Antiquarium

- Museo de Artes y Costumbres Populares (I)

- Museo de Artes y Costumbres Populares (II)

- Parque de María Luisa (I)

- Parque de María Luisa (II)

- Parque de María Luisa (y III) - Jardín de las Delicias

- Reales Alcázares (I)

- Reales Alcázares (y II)


Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW