Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Castilla-León

Catedral de Segovia (I): exterior del templo y Nave del Evangelio


Catedral de Segovia, Fachada Oeste y Sur desde El Pinarillo

Catedral de Segovia desde El Pinarillo.

Majestuosa y bella, esbelta y reluciente, se alza hacia el cielo del atardecer, mejor momento del día para admirarla en la lejanía, la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia, en un gesto de elegante señora que se sabe admirada por miles de personas al año y que le ha valido el sobrenombre de la Dama de las Catedrales.

Comenzada a construir en el primer tercio del siglo XVI, sus orígenes hay que buscarlos mucho antes e, incluso, en un lugar distinto al que hoy ocupa, pues la ciudad ya había tenido una Catedral anterior a ésta, la cual estaba ubicada en las inmediaciones del Alcázar. Cuando Alfonso VI comienza la repoblación de Segovia en el año 1088, ayudado por su yerno Raimundo de Borgoña, amurallará toda la parte alta y constituirá la ciudad, dotándola de un régimen jurídico. Necesitaba, asimismo, un obispo y una Catedral. Ello llegaría unos años más tarde, en 1115, momento en que toma posesión del obispado Don Pedro de Agen, de origen francés, donando poco después el concejo1 al Cabildo2 el terreno comprendido entre la Iglesia de San Andrés y el Alcázar (de Este a Oeste), y entre la Puerta de Santiago y el actual Museo de Segovia (de Norte a Sur). Éste será el espacio en el que se levantará lo que se conoce como Claustra, o Canonjía, cerrado por tres puertas. En ese entorno, entre las residencias de los canónigos3 y el Alcázar, se levantó la primitiva Catedral de Santa María, la cual sería destruida en gran medida durante la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520-1522).

Se plantea entonces la construcción de una Catedral de nueva planta en otro lugar alejado de la fortaleza para, así, evitar en un futuro estar cerca de un potencial foco de ataques, a la par que el Alcázar ganaba en seguridad, pues la solidez de los muros del edificio religioso sirvió de defensa y de una buena posición ofensiva a los comuneros durante la contienda. De este modo, en el año 1523, Francisco de Cobos, secretario del rey Carlos I, escribe al obispo Don Pedro de Ribera y al Ayuntamiento para transmitirles los deseos del monarca, petición que, como vemos, fue aceptada. Comenzaría así la construcción de esta nuestra gran Dama, la última catedral gótica en levantarse en España, dando lugar a unas obras en las que se diferencian hasta tres períodos.


Primera etapa constructiva (1523-1557)

Catedral de Segovia, Fachada Norte y Ábside desde la Plaza Mayor

Catedral de Segovia desde la Plaza Mayor.

El sitio elegido para levantar la nueva Catedral sería el que hasta unas décadas antes había sido morada de los judíos y del que una parte importante era ahora dueño el Cabildo. Además, contaba con otro rasgo a su favor: la situación, pues se alzaría en el centro de la ciudad y en el que es casi el punto más alto de ella, cerrando en la actualidad uno de los laterales de la Plaza Mayor. Decidida la ubicación, faltaba designar quién se encargaría del proyecto. Para ello, el más idóneo era el arquitecto Juan Gil de Hontañón, ya conocido por el Cabildo al haber trabajado en 1509 en la antigua Catedral y a quien le precedía su gran labor como maestro de obras de la Catedral de Salamanca. Así pues, el contrato era firmado en mayo de 1524, con García de Cubillas como aparejador6 y el canónigo Juan Rodríguez como fabriquero7. Un año después, el 24 de mayo de 1525, con el solar ya listo y las trazas hechas para este templo con una planta de cruz latina8, tras una procesión dirigida por el obispo Don Diego de Ribera darían comienzo las obras.

Sin embargo, Juan Gil apenas estaría al frente de ellas, pues falleció en 1526 (abril o mayo, según unas u otras fuentes consultadas), por lo que, como apunta José Antonio Ruiz Hernando en su libro "La Catedral de Segovia", "[...] solo estuvo al frente de las obras diez meses y si a esto restamos los de invierno, en que los trabajos se paralizaban, poco más que acabar de abrir cimientos y acopiar materiales pudo hacer". De este modo, el mismo Ruiz Hernando señala que al arquitecto "[...] podría atribuirse un plano sobre pergamino, en que se ha diseñado una iglesia de tres naves, con capillas laterales, y cabecera con girola de cinco capillas radiales, pentagonales, y dos cuadradas al principio. La planta total puede inscribirse en un doble cuadrado". Tras su muerte, se haría cargo de las obras García de Cubillas, hasta que en septiembre de ese mismo año se ponga al frente de las mismas el hijo del fallecido arquitecto, Rodrigo Gil de Hontañón (Rascafría, Segovia (en la actualidad Madrid), 1500 - Segovia, 1577). De él podría ser otro plano, en el que se siguen en cierto modo las directrices del primero, pero con una mayor coherencia. Su labor en la Catedral finalizaría en julio de 1529, cuando, sin más explicaciones, es despedido.

Catedral de Segovia, Vista desde Zamarramala

Catedral de Segovia desde Zamarramala.

Comenzados los trabajos por la fachada Oeste y los muros perimetrales, antes del inicio de las propias obras ya se había ordenado el traslado a la nueva ubicación del antiguo claustro de la destruida Catedral de Santa María, hecho en 1471 por Juan Guas (Saint-Pol-de-Léon, Francia, 1430 - Toledo, 1496). Esta labor, además de su reconstrucción, pues se le dotó también de una mayor altura, ya había terminado cuando Rodrigo Gil de Hontañón se marcha, momento en que estaban a punto de cubrirse las capillas laterales. Tras el despido del arquitecto, vuelve a estar al cargo García de Cubillas, quien, sabiamente aconsejado por Juan Rodríguez, llegó a ser nombrado maestro de obras en 1536.

Cubiertas las capillas, llegaba la hora de hacer lo propio con las naves, lo cual se antojaba algo más complicado, motivo por el que el Cabildo hizo llamar a los máximos expertos del momento. De este modo, se conserva un informe con fecha de 3 de marzo de 1532 realizado por Enrique Egas, gracias al cual se sabe que, para entonces, ya se habían cubierto ocho de las diez capillas hornacinas, se había construido la fachada Oeste hasta la altura de éstas y se habían levantado unos 25 metros de la torre. En el informe, Egas se mostraba favorable a todo lo realizado hasta ese momento y a seguir con el proyecto de Rodrigo Gil de Hontañón, y apuntaba que las naves laterales deberían tener una altura de 75 pies9 y 115 la central, a la vez que recomendaba construir un paredón en el crucero10 con el fin de habilitar las naves hasta que se levantara la cabecera.

Más tardío es otro informe, en este caso de 1536 y firmado por Francisco de Colonia. Por entonces, los pilares igualaban en altura a los capiteles11 de las capillas, los contrafuertes y el cuerpo de luces de las naves estaban levantados, la fachada Oeste ya superaba el nivel de las hornacinas interiores y la torre tenía más de 20 metros. Así, Francisco de Colonia aconsejaba abovedar en primer lugar las naves laterales para que, de este modo, sirvieran de apoyo a la del centro, algo que, al parecer, no se llevó a cabo, sino que se optó por cubrir todo a la par, ya que entre 1536 y 1538 se realizaron los arbotantes12 y los arcos fajones16, y en 1539 ya se había cerrado el tramo que está inmediato al crucero de todas las naves. A finales de 1541, se remataba el cuerpo de la Iglesia, y entre 1544 y 1549, se acristalan las ventanas, comenzando ya a funcionar la zona que se encontraba separada del que iba a ser el futuro crucero. Es también en estos años cuando se trabaja duramente en la construcción de la torre, de la que hablaremos con más detenimiento cuando pasemos a recorrer el exterior de la Catedral. Asimismo, en 1544 dan comienzo las obras de la Sala Capitular y librería, adosada en el lateral Sur del campanario, terminándose en 1555.


Segunda etapa constructiva (1560-1577)

Catedral de Segovia, Vista desde el Camino Toro

Vista desde la Casita Blanca, junto al Camino Toro.

El 15 de agosto de 1558, día de la Asunción de Nuestra Señora, y terminadas de construir las naves (1542), la Sala Capitular, el campanario y otras dependencias imprescindibles, la nueva Catedral es inaugurada, siendo consagrada a dicha festividad. Y aunque los oficios se llevaban a cabo en las naves, era patente la necesidad de acometer cuanto antes las obras para la construcción del presbiterio17 y la cabecera del templo. Dice Ruiz Hernando que en el año 1559 "[...] debió morir García de Cubillas", por lo que el Cabildo decidiría recurrir para esta fase a Rodrigo Gil de Hontañón (cuyo cuerpo, a su muerte, fue sepultado en la Catedral), contrato que quedaría formalizado en noviembre de 1560.

La falta de buena parte de la documentación de finales del siglo XVI hace difícil estudiar la construcción de la cabecera de la Iglesia. A grandes rasgos, en 1561 se levantaban los cimientos de los pilares torales delanteros, mientras que dos años más tarde se ponía la primera piedra del muro del ábside, delante del cual se abriría un presbiterio cuadrado.

Cuando Rodrigo Gil muere en 1577 (1574 según algunas fuentes), todo el recorrido de la girola18 con sus capillas estaba trazado. Dichas capillas llegaban hasta las ménsulas19 de arranque de las bóvedas, lugar en el que convergían también los muros de la Capilla Mayor, igualmente trazados.


Tercera etapa constructiva (1577-1684)

Catedral de Segovia, Pináculos y barandillas góticas vistas desde la Calle Barrionuevo

Pináculos y barandillas góticas vistas desde la Calle Barrionuevo.

Con los mejores arquitectos trabajando en las obras del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y con una economía que no acompañaba a grandes proyectos, la Catedral había adquirido ya una fisonomía gótica con la que quedaría marcada definitivamente, si bien en esta tercera fase los protagonistas serían los maestros barrocos. Así, en el año 1590 se realizaba el Arco de la capilla de ingreso a la del Sagrario (la primera del lado de la Epístola de la girola), el cual sería el modelo a seguir para el resto de las capillas de la cabecera, algo a lo que se comprometieron Bartolomé de Lorriaga (o Elorriaga) y Bartolomé de la Pedraja. Diez años después, en 1601, se firman una serie de condiciones para la finalización de la girola en función de un proyecto de Rodrigo del Sola; sin embargo, no se haría prácticamente nada y no será hasta 1671 cuando por fin ésta se dé por terminada. En 1651, la Capilla Mayor aún estaba techada con una cubierta provisional, siendo al año siguiente cuando se trabaje en la bóveda del brazo Sur del crucero.

Plano de la Catedral de Segovia (I)

Plano de la Catedral de Segovia (I).

Es también en esta tercera etapa cuando se acomete el cerramiento de cúpula, lo que traía de cabeza a Juan Rodríguez, pues ya se habían hundido los cimborrios20 de las catedrales de Sevilla y Burgos y, lógicamente, buscaba por todos los medios que esto no se repitiera en Segovia. Para ello, su idea principal era la de levantar cuatro pilares torales lo más firmes posible. Pedro de Brizuela, quien había sido contratado para las obras de la Catedral en 1607, adaptará la cúpula renacentista que, en vez de un cimborrio gótico, había proyectado Rodrigo Gil en su momento. Sin embargo, la muerte del arquitecto al año siguiente paralizaría los trabajos y a partir de 1649 serán varios los nombres que se sucedan en las labores de construcción, como es el de Francisco del Campo Agüero, quien en 1660 presentaría su proyecto al Cabildo. Finalmente, será Francisco Viadero quien en 1685 cumpla con la importante tarea de rematar la cúpula de la Catedral. Un año después, el 8 de junio de 1686, se echaba abajo el muro que durante un siglo y medio había estado separando las naves de la cabecera del templo. No obstante, la Catedral no sería consagrada hasta el 16 de julio de 1768, tal y como se puede ver en una lápida situada en la girola del templo.

Declarada Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931, fue restaurada entre 1990 y 2006 por los arquitectos Eduardo Navarro Pallarés y Juan Antonio Espejel Díaz, contando además con la participación en sus inicios del también arquitecto José Miguel Merino de Cáceres.

Localización: Calle Marqués del Arco, 1. 40003 Segovia.


* * *
Catedral de Segovia, Lonja el 'Enlosado'

Lonja el "Enlosado".

Comencemos nuestro recorrido por el exterior del edificio catedralicio por su fachada principal, pero antes, reparemos en la lonja22 situada delante de la misma y llamada El Enlosado, un nombre relacionado con las losas de las tumbas que hasta finales del siglo XVIII formaban parte del suelo de la Catedral y que ahora lo hacen de este espacio. Los orígenes del mismo los encontramos en el siglo XVI, cuando se derribaron diversos edificios situados en este lugar con el fin de resaltar la belleza de la Catedral. Desde entonces se han realizado diversas intervenciones en él, destacando, además del peculiar enlosado, la llevada a cabo durante el barroco24, momento en que se rodeó con la actual cerca, en la que destacan los remates de los pilares, formados éstos por leones sosteniendo distintos escudos entre sus garras (de España, de Segovia y del Cabildo) y figuras piramidales. Posteriormente, en el año 1899, en una obra dirigida por el arquitecto municipal de Segovia Don Joaquín de Odriozola y Grimau (1870 - 1913), se repararon las escaleras de granito y se cerró, para su protección, con verjas.


Catedral de Segovia, Fachada principal

Fachada principal u occidental.

Una vez situados frente a la fachada principal, u Occidental, podemos ver, de izquierda a derecha, el Cubo de la Almuzara25, las capillas y la nave de la Epístola26, la nave central, la nave y las capillas del Evangelio y la torre-campanario, resaltando en ella los cuatro contrafuertes, coronados de pináculos27, de las tres naves catedralicias. En estas últimas, salvo los diversos pináculos de remate existentes, no hay más decoración, y no precisamente muy recargada, que la que presentan las puertas de acceso a cada una de las naves, en donde destaca la central o puerta principal.

La Puerta del Perdón, o de Santa María, es de tipo ajimezada28 y tiene, en el parteluz30, la imagen de la Nuestra Señora de la Asunción, una de las dos advocaciones del templo. Los dos vanos32 de entrada de esta puerta están rematados con sendos arcos carpaneles33, a diferencia de los dos que aparecen por encima de sí, que son de medio punto34, entrelazados y ciegos35. Todos estos elementos se encuentran situados en el interior de cuatro arquivoltas36 de arcos apuntados38 que, a su vez, se enmarcan en el interior de un alfiz40 rectangular. Las puertas laterales, más sencillas, tienen, en cambio, los arcos de tipo trilobular42, similares a las arquivoltas que los rodean, y los alfices de tipo mixtilíneo44.


Catedral de Segovia, Cubo de Almuzara

Cubo de la Almuzara.

El Cubo de la Almuzara, aunque está situado en el lateral Norte, ocupa una posición tan cercana a la fachada Oeste que lo hemos mencionado antes, al ser parcialmente visible desde la misma y tratarse de uno de los elementos que, al pasear por sus inmediaciones, llama la atención por su forma, similar a la de un torreón. El escudo de España que se observa al principio del segundo cuerpo es el del águila bicéfala, de tiempos del Emperador Carlos V, siendo una escalera de caracol lo que guarda en su interior. El diseño de su cúpula fue obra, en 1626, de Brizuela, quien quiso darle unas formas similares a las del campanario.

El nombre de la Almuzara lo toma de la anterior denominación de la Calle Marqués del Arco, lugar donde se levanta, un término procedente del árabe y por el que se denominaba al emplazamiento dedicado en el exterior de cada ciudad a ejercicios militares por parte de los jinetes o a juegos de los mismos.


Catedral de Segovia, Fachada Oeste de la Torre-campanario

Fachada Oeste de la Torre.

La Torre de la Catedral de Segovia fue, en el momento de su construcción, la más alta de España. Las obras para levantar esta impresionante mole de piedra, cuyo proyecto original fue trazado por el maestro Juan Gil de Hontañón y terminado por su hijo Rodrigo y el aparejador García de Cubillas, comenzaron en 1530, tras haberse abierto los cimientos tres años antes, y finalizaron en 1558 (algunas fuentes datan su terminación en 1568). Lamentablemente, en el siglo XVII, tras el incendio provocado por la caída de un rayo el 18 de septiembre de 1614 que destruyó su chapitel de madera, vería reducida su altura en unos 20 metros, pasando de los originales 108 metros a los actuales 88. En sustitución del anterior chapitel, el maestro Pedro de Brizuela diseñaría una nueva bóveda de piedra, de aspecto similar a la cúpula que cubre el crucero, que Juan de Mugaguren construiría en 1615 o 1620 (según la fuente a consultar).

En su parte exterior, la torre está formada por seis cuerpos horizontales que se superponen por debajo de la terraza superior (en cuyas esquinas destacan los cuatro botareles que soportaban la estructura del incendiado chapitel) sobre la que se levanta la cámara octogonal (nota al pie), cubierta por cúpula con linterna45, que sustituyó al susodicho chapitel. En los ya mencionados cuerpos horizontales aparecen ventanas y arcos de diferentes tipos (ojivales46, de medio punto y antepechos47 de forja, carpaneles o conopiales48. Asimismo, los diferentes laterales, reforzados cada uno de ellos por tres contrafuertes estriados y rematados por pináculos, no son iguales, estando diferenciados, principalmente, por las distintas estructuras anexas a cada uno de ellos (Sala Capitular y librería, en el Sur; Claustro, en el Este; y lateral Sur de la Iglesia, en el Norte).

Es de resaltar el hecho de que la torre, tras el incendio y a pesar de tener en su interior la vivienda del campanero49 (hasta mediados del siglo XX), no ha vuelto a ser visitable hasta cuatrocientos años después, siendo posible, desde finales de 2014, acceder a su interior en una visita programada dividida en tres paradas: en la primera, a la que se llega tras una subida de 70 escalones, se ofrece, a través de un audiovisual, la historia de la torre; en la segunda, se llega a la antigua casa del campanero; y en la tercera, se accede hasta el cuerpo de campanas, en donde se dispone de diversos datos de cada una de ellas.


Catedral de Segovia, Edificio de la Sala Capitular y de la antigua librería

Edificio de la Sala Capitular y de la antigua librería.

A la derecha de la torre, vista ésta desde El Enlosado, se encuentra adosado a su costado Sur el edificio de la Sala Capitular y de la antigua librería, comenzado a construir en el año 1544 y finalizado al año siguiente, habiendo sido Jerónimo de Amberes el autor de sus esculturas.

Cubierto por un tejado a dos aguas, en su cara Oeste, el edificio está formado por dos cuerpos horizontales, estando el inferior situado por debajo del nivel del suelo de la torre. En éste, se abren una única entrada, rematada con arco de medio punto, y dos saeteras50, una a cada lado de la anterior. El cuerpo superior aparece dividido en otros tres cuerpos verticales por los tres contrafuertes que posee, dos en el centro y uno en la esquina meridional51; a su vez, en los cuerpos central y Norte, se hallan, en su centro, sendos ejes verticales formados, cada uno de ellos, por dos ventanas rectangulares con arcos de medio punto situados tras arquivoltas de idénticas formas, correspondientes estos vanos a las dos plantas existentes en su interior, la Sala Capitular en la inferior y la antigua Librería en la superior. El cuerpo vertical restante también posee otras dos ventanas rectangulares e idénticos arco y arquivoltas, estando la inferior descentrada a la izquierda, además de ser más estrecha y corta que las otras.

La fachada Sur consta igualmente de dos cuerpos, con una ventana saetera en el inferior y tres vanos abiertos en el superior, enmarcado éste por los dos contrafuertes de las esquinas, muy reforzado en su mitad inferior el del lado Este. Sus aberturas son: una ventana con arco de medio punto, y centrada horizontalmente, a la altura de la Sala Capitular; otra antigua ventana rectangular, descentrada a la derecha, con el marco en piedra de distinto color, no sabemos si de granito, ya cegada, en la planta superior; y una saetera situada entre ambas y descentrada a la izquierda. Unido por su cara Este al claustro, y tapado en su mayor parte por el mismo, son visibles, en este lateral, tres ventanas de menor tamaño y asentadas a mayor altura que las de la planta superior de la cara opuesta, igualmente dispuestas entre idénticos contrafuertes que aquella y que también permanecen, en más de su mitad, ocultos.


Catedral de Segovia, Fachada Sur del Crucero

Escalinata que conduce hasta la fachada Sur del crucero de la Catedral, encajonada entre el Claustro, a la izquierda, y la Capilla del Sagrario, a la derecha.

A continuación, como ya hemos visto en el párrafo anterior, se encuentra la fachada del Claustro catedralicio, dividida horizontalmente en dos cuerpos, uno inferior, con cinco ventanas, y uno superior, fraccionado a su vez en seis cuerpos verticales por los contrafuertes en él existentes. Una vez llegados al final de su recorrido, se encuentra una larga escalinata, que, situada entre el Claustro y la Capilla del Sagrario, conduce hasta el extremo meridional del crucero.


Catedral de Segovia, Portada de San Geroteo

Portada de San Geroteo.

El lateral Este del Claustro está aquí igualmente dividido en dos paramentos horizontales, sin ningún vano abierto en ellos: uno inferior, que va disminuyendo de altura al ir avanzando en dirección Norte, y otro superior, reforzado con los contrafuertes que lo dividen en otros siete cuerpos verticales.

El hastial del crucero Sur, cuya bóveda aún se estaba construyendo en 1652, está muy poco ornamentado, destacando en él los dos contrafuertes de sus extremos y los pináculos que los coronan, el rosetón central y la Portada de San Geroteo52, construida en época barroca, pero de formas similares a las de la Puerta del Perdón. Dicha entrada está compuesta por un alfiz que rodea las cuatro arquivoltas de arcos apuntados, en cuyo interior se abre una puerta ajimezada con los vanos de entrada rematados por arcos deprimidos rectilíneos y, sobre estos últimos, en el tímpano, un conjunto neoclásico53, de finales del siglo XVIII, con la imagen de San Geroteo bajo un frontón56 triangular.


Catedral de Segovia, Relieve de San Martín en Calle de San Frutos

Relieve de San Martín del edificio de oficinas catedralicio, construido en el siglo XVII, situado en la fachada de la Calle de San Frutos.

La otra fachada que encierra la anterior escalinata, la que cierra por el Oeste la Capilla del Sagrario, está igualmente dividida en dos cuerpos horizontales: el inferior, o base, y el superior, con tres contrafuertes con pináculos que lo dividen verticalmente en otros tres cuerpos, cada uno de ellos con una ventana con arco de medio punto, diferenciándose el situado más al Norte por no tenerla centrada, ya que se encuentra desplazada a la izquierda (Norte). El lateral Sur de esta capilla no presenta más vanos que uno, enrejado y abierto en el centro del cuerpo inferior, estando el superior dividido en otros dos verticales por una pilastra central que lo recorre. Sobre la cornisa se levantan tres pináculos, uno en el centro y dos más en los extremos. La cúpula octogonal de pizarra que se puede ver sobre este espacio no es de la Capilla del Sagrario, sino de la de los Ayala Berganza, construida al final (Sur) de la anterior por Don Antonio de Ayala y Berganza, arcediano57 de la Catedral y miembro del Consejo de la Suprema y General Inquisición. Las obras comenzaron en 1685 y finalizaron en 1711, siendo bendecida el 4 de junio de dicho año, habiendo fallecido Don Antonio en diciembre de 1686.

La fachada Este de la anterior capilla se encuentra parcialmente oculta por el inmueble que se extiende en forma de 'L' entre este lateral y la parte Sur del ábside, al que igualmente tapa y que fue levantado en 1671 por el arquitecto Francisco Viadero en tiempos de Don Matías de Moratinos, obispo de Segovia entre 1672 y 1682. Construido como edificio de oficinas, en la actualidad, además de las mismas, se hallan en su interior la Sacristía y el Archivo catedralicio. No es una obra que tenga muchos elementos de decoración, limitándose éstos al recercado de sus vanos y a los pináculos y antepechos que lo coronan, junto al escudo de Don Matías existente sobre el balcón central y el relieve de San Martín de la Calle de San Frutos mostrado en la fotografía adjunta.


Catedral de Segovia, Cornisas de las capillas que rodean la girola en el ábside, de la girola y de la Capilla Mayor

Cornisas de las capillas que rodean la girola en el ábside, de la girola y de la Capilla Mayor.

Una vez llegados hasta el Ábside de la Catedral, heptagonal60 y comenzado a construir, como ya vimos en la introducción, a finales del siglo XVI, se puede observar desde la Plaza Mayor el bosque de pináculos y de barandillas góticas que coronan las diferentes cornisas de los tres niveles de alturas existentes. El primero corresponde a la de las siete capillas que rodean la girola, de planta pentagonal61 y ábsides poligonales, de tres lados, y una ventana rectangular con arco de medio punto en cada uno de estos últimos. Son excepción a esta regla las dos capillas que sirven de enlace entre el ábside y el resto del templo, la de San José, al Norte, y la de San Pedro, al Sur, por existir a la altura de dichas uniones sendos cubos de escaleras de caracol, destacando en ellas el ángel trompetero, en bronce, de la primera. En el segundo nivel, correspondiente al de la girola, destacan las vidrieras de sus ventanas de tres huecos, en los que aparecen escenas correspondientes a la Vida pública de Jesús. El último nivel, correspondiente a la Capilla Mayor y unido mediante arbotantes al anterior, tiene siete ventanas procedentes de la reforma de 1916, año en que se instalaron vidrios con imágenes de los santos segovianos (San Frutos, San Valentín y Santa Engracia), de la Virgen, de San Geroteo, de San Remigio y del jesuita, también de Segovia, San Alonso Rodríguez, en sustitución de los cristales incoloros con que el arquitecto Francisco Sabatini (Palermo, 1722 - Madrid, 1797) sustituyó, en 1794-95, las anteriores vidrieras para dar mayor luminosidad al Retablo Mayor que él mismo había diseñado y que se había consagrado en 1775.


Catedral de Segovia, Ángel trompetero

Ángel trompetero.

Continuamos recorriendo el exterior de la Catedral y, antes de situarnos delante de la Portada Norte, veremos uno de los cubos de escaleras mencionados antes, siendo éste el que más destaca de ambos por el ángel trompetero que lo remata y los dos escudos de su paramento Norte, uno del rey Felipe II (Valladolid, 1527 - San Lorenzo de El Escorial, 1598), fechado en 1571 y con la leyenda Ignis Amoris (el fuego del amor) bajo dos manos entrelazadas, y otro del Cabildo, representado por un jarrón con azucenas, símbolo de la pureza de la Virgen.


Catedral de Segovia, Portada de San Frutos

Portada de San Frutos.

El siguiente elemento en el que repararemos es el brazo Norte del crucero, en el que destaca, además del rosetón central, la Portada de San Frutos62, la única que normalmente es utilizada. Dicha entrada está situada bajo el atrio existente entre los dos contrafuertes que, al igual que los vistos hasta ahora, están rematados por pináculos; fue diseñada y construida por Pedro de Brizuela, y tanto sus formas (neoclásicas) como el material con que está construida (granito) rompen de tal manera la homogeneidad del templo que ha sido receptora, a lo largo del tiempo, de gran número de críticas. Sin embargo, es una construcción interesante, similar, aunque lógicamente de menor tamaño y con menos elementos, a la del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Su obra, prolongada más de lo normal por la crisis económica de aquellos años, se extendió desde el momento de su diseño, en 1608, hasta el de su finalización, en 1633.

La portada está formada por dos cuerpos: uno inferior, con cuatro columnas de orden toscano66, dos hornacinas en los laterales, destinadas a San Valentín y Santa Engracia y que nunca se colocaron, y un vano de entrada con arco de medio punto; y otro superior, con un edículo69 con dos columnas corintias70 sosteniendo un frontón triangular y una hornacina central con la imagen de San Frutos, obra de 1611 del escultor Felipe de Aragón, en la que se repite, a menor escala, el cuerpo superior. Los escudos existentes en las pechinas73 que unen la fachada del crucero con el resto del templo fueron tallados por Brizuela y son los del Cabildo (jarrón), en la de la izquierda (Este), y el de la ciudad (Acueducto), en la de la derecha (Oeste).

Finalizaremos la circunvalación de la Catedral recorriendo la fachada de la nave Norte, en donde tras el primer contrafuerte con el escudo del Cabildo, se repiten otros tres con los escudos de Segovia, del obispo Don Diego de Ribera y nuevamente del Cabildo, existiendo entre los dos últimos unos edificios de reducida altura construidos en 1621 por Brizuela como sacristías de las diferentes capillas allí existentes.


* * *
Catedral de Segovia, Nave del Evangelio

Nave del Evangelio.

Una vez en el interior de la Catedral, comprobaremos, como apuntábamos anteriormente, que cuenta con una planta de cruz latina y tres naves, siendo sus dimensiones de 105 metros de largo por 50 metros de ancho. Los 33 metros de altura favorecen la luminosidad que se aprecia dentro del templo, lo cual permiten las ventanas de las capillas y las vidrieras abiertas en las naves laterales, todo un conjunto artístico y simbólico digno de admirar.

Las naves, separadas entre sí por medio de una arquería de arcos apuntados que descansan sobre sólidos pilares y divididas en cinco tramos, se cubren con bóvedas de crucería estrellada, siendo la cúpula del crucero de media naranja rematada con una linterna; en cuanto a las capillas, éstas se cierran con distintos tipos de bóvedas, si bien se corresponde cada una de ellas de una nave con su 'pareja' de la nave contraria.

Iniciaremos nuestra visita al interior de la Catedral por la nave del Evangelio, viendo las capillas que en ella están abiertas. Entraremos, pues, por la Portada de San Frutos, viendo cada una de las capillas partiendo de este punto y en dirección a los pies del templo; sentido contrario del de la fotografía que acompaña estas líneas, en la que se nos muestra la nave desde los pies, con las capillas a la izquierda (la de la Concepción en primer plano) y el trascoro y la nave central, a la derecha.


Catedral de Segovia, Capilla de La Piedad

Capilla de La Piedad.

Así, comenzamos por la que está a nuestra derecha, tal y como entramos por la puerta de acceso: la Capilla de la Piedad, primera que fue concedida a un particular por el Cabildo, siendo en este caso concreto adquirida en 1551 por el canónigo Juan Rodríguez, fabriquero del templo. Sin embargo, tal y como recoge José Antonio Ruiz Hernando en su libro "La Catedral de Segovia", "[...] no hay laude que recuerde su memoria, a no ser que esté sepultado debajo de la mesa del altar". La reja que la cierra procede de la Capilla Mayor de la antigua Catedral y fue forjada en el año 1506 por Fray Francisco de Salamanca; en ella, podemos ver que está coronada por un Calvario con varios apóstoles que se alzan a ambos lados.

Catedral de Segovia, Retablo del Santo Entierro

Retablo del Santo Entierro.

El retablo que preside la capilla es una magnífica obra de Juan de Juni realizada en 1571. En él, está representado el Santo Entierro en forma de altorrelieve74 de madera policromada, donde aparecen el cuerpo yaciente de Cristo, cuya cabeza descansa en el regazo de Nicodemo, a cuyo lado se encuentra María Salomé, de pie y levantando su toca con la mano; en el centro, se hallan la Virgen y, tras ella, San Juan Bautista; a la derecha y agachada, María Magdalena sostiene el Santo Sudario75 con una mano y un frasco de perfume con la otra; a su lado y sentado, José de Arimatea, para quien algunos autores es el que aparece representado sosteniendo la cabeza de Cristo, mientras que esta figura a sus pies sería en realidad Nicodemo. A ambos lados, la talla queda flanqueada por pares de columnas que enmarcan a sendos soldados. El conjunto está rematado por la figura del Padre Eterno, mientras que las pinturas con ángeles que sustentan motivos de la Pasión son obra de Santos Pedrill, también de 1571.

Completan la capilla un lienzo con Cristo Crucificado y ocho óleos sobre mármol realizados por Francisco de Solis en el siglo XVII y que configuran una serie sobre la Pasión con las siguientes escenas de izquierda a derecha (cinco en el muro de la izquierda y tres en el frontal): Cristo recogiendo sus vestiduras tras la flagelación, la Coronación de Espinas, el Ecce Homo, la Crucifixión, el Entierro de Cristo, la Resurrección, la Aparición de Cristo resucitado a la Virgen, y un "Noli me tangere" en el que Cristo toca con sus dedos la frente de María Magdalena. Según algunos expertos, el hecho de que falten algunas escenas características de este tipo de series, como es el caso, por ejemplo, de la Oración en Huerto, hace pensar en la posibilidad de que quizás este conjunto nos haya llegado incompleto.


Catedral de Segovia, Capilla de San Andrés

Capilla de San Andrés.

A continuación, veremos la Capilla de San Andrés, fundada en el año 1620 por el canónigo Andrés de Madrigal. Un año después, en 1621, Francisco Hernández haría las trazas para la reja, si bien la que tenemos es una obra realizada por los hermanos Sánchez, de Salamaca, y fue colocada en 1633; se inspira en la que se encuentra en la Capilla de Santiago, justo frente a ésta, en la nave de la Epístola.

En el interior, a la derecha, hallamos el retablo de madera, realizado por Pedro de Brizuela en 1621, finalizado dos años más tarde y dorado ya a comienzos del siglo siguiente, en 1703. Está formado por dos cuerpos y un ático76, y consta de tres calles separadas por columnas. En el cuerpo bajo, vemos la talla del Santo titular de la capilla, obra de Felipe de Aragón, con las de San Pedro, San Pablo, San Lucas y San Juan, éstas hechas por Juan Imberto; en el cuerpo alto, el centro lo ocupa una representación del Martirio de San Andrés, obra también de Felipe de Aragón, mientras que en las calles laterales se encuentran las figuras de San Antonio, un santo obispo, San Marcos y San Mateo, de Juan Imberto. El ático cuenta con una hornacina que acoge a Cristo crucificado con la Virgen y San Juan a los pies de la cruz.

Catedral de Segovia, Tríptico del Descendimiento

Tríptico del Descendimiento.

En esta capilla, también podremos ver el Tríptico del Descendimiento, el cual procede de la vecina Iglesia de San Miguel y fue realizado aproximadamente entre 1532 y 1536 por el pintor flamenco Ambrosius Benson, para lo cual se inspiró, a su vez, en otro de Robert Camping. En la tabla del centro, Cristo ya muerto es descendido de la Cruz por José de Arimatea, que le sujeta, mientras Nicodemo sostiene las piernas, y María Magdalena y otro personaje se acercan; a la izquierda, la Virgen María parece a punto de caer al suelo por el dolor extendiendo las manos hacia su hijo, siendo sostenida por San Juan, a cuya espalda se encuentran María Salomé y María Cleofás; a la derecha, unos hombres con ricas vestiduras contemplan lo que sucede; sobre la escena, un grupo de ángeles miran desde el cielo. La puerta de la izquierda del tríptico representa a San Miguel, mientras que la de la derecha nos muestra a San Antonio.


Catedral de Segovia, Capilla de San Cosme y San Damián

Capilla de San Cosme y San Damián.

La siguiente es la Capilla de San Cosme y San Damián, concedida a Damián Alonso Berrocal, de quien podemos ver sus blasones tanto en el retablo, como en las laudes77 y en la reja, esta última realizada por Antonio de Elorza y colocada en 1738.

El retablo, al igual que en las anteriores, se halla adosado al muro derecho de la capilla. Éste fue trazado en 1621, si bien sería finalizado diez años más tarde por Domingo Fernández. En ese mismo año de 1631, el genial escultor Gregorio Fernández firma un contrato por el cual se encargaría de tallar las esculturas de los Santos Cosme y Damián que vemos en la calle central del primer cuerpo del retablo, así como la figura de la Inmaculada que se encuentra en la hornacina del segundo cuerpo; sin embargo, cuando el artista fallece en enero de 1636, ninguna de las tres tallas habían sido entregadas, por lo que el resultado final de las mismas podría ser obra de su taller. Cabe destacar, asimismo, las imágenes de la predela78, en las que se representan distintas escenas del martirio de los santos titulares, además de la pintura que muestra el Descendimiento de Cristo en el ático que remata el retablo.

En la pared frontal cuelga un tríptico de comienzos del siglo XVII realizado en grisalla79 y en cuyas tablas se muestra a la Virgen con San Cosme y San Damián.


Catedral de Segovia, Capilla de San Gregorio

Capilla de San Gregorio.

A su izquierda, se abre la Capilla de San Gregorio, fundada por Alonso Nieto y su esposa, que la comprarían en 1623, y cuyas armas podemos contemplar en la reja barroca, siendo ésta una obra de Antonio de Elorza que sería colocada para cerrar la capilla en 1716.

El retablo, de finales del siglo XVII, nos indica José Antonio Ruiz Hernando que quizás sea de José de Vallejo Vivanco, dadas las semejanzas que guarda con el que se halla en la Capilla de San Antón. En sus calles, separadas por columnas, podemos ver los lienzos en los que se representan la Imposición de la Casulla a San Ildefonso, la Misa de San Gregorio y a San Miguel, mientras que en el ático hay una Asunción.

En el momento de la toma de fotografías para este reportaje (agosto de 2012), la Catedral de Segovia se hallaba inmersa en la restauración de sus vidrieras (algo que continúa en la actualidad), habiendo instalado una de ellas ya restaurada en esta Capilla de San Gregorio junto con sus correspondientes carteles explicativos con la historia de las vidrieras y la información pertinente sobre los trabajos realizados, motivo por el cual no es posible mostrar una imagen del retablo de la capilla.


Catedral de Segovia, Capilla de La Concepción

Capilla de La Concepción.

Y terminamos este primer reportaje dedicado a la Catedral de Segovia a los pies de esta nave del Evangelio, junto a la Puerta del Perdón, lugar donde se encuentra la Capilla de la Concepción. Realizada en 1531 por los canteros Juan de Maza, Diego Cubillos y Ribero, en el año 1606, el Cabildo decide que hay que "aderezar", en palabras de Ruiz Hernando, esta capilla y la de enfrente, en la nave de la Epístola, hoy de San Blas; unos años más tarde, en 1621, el escultor madrileño Antonio de Herrera Barnuevo recibía el encargo de tallar la figura de María Santísima de la Limpia Concepción que vemos en el retablo, terminándola al año siguiente, en 1622, y que presenta una decoración hecha con vidrios engastados, estrellas metálicas en el manto y esferas de vidrio doradas. Es también en 1622 cuando Juan del Río está dorando las nervaduras de la bóveda y decorándola con los símbolos de la Inmaculada Concepción, inspirados en el Cantar de los Cantares.

Catedral de Segovia, Pinturas de Ignacio de Ríes

Pinturas de Ignacio de Ríes.

En 1645, la capilla fue donada por el Cabildo catedralicio al que sería su patrono, el capitán Don Pedro Fernández de Miñano y Contreras, caballero de la Orden de Santiago, Gobernador de Cádiz y almirante de la flota de la Plata al servicio del rey Felipe IV, quien la adquiriría para panteón familiar. Será él quien encargue, en 1647, la reja de madera de caoba traída de América a Francisco Jiménez, que la realizaría en Jerez de la Frontera (Cádiz), así como la instalación de su heráldica como ornato y la realización de la inscripción en la que se da cuenta de sus dignidades y de que la capilla es de su propiedad.

Pero lo que más llamará poderosamente nuestra atención será la media docena de lienzos que adornan la parte baja de este espacio. Fechados en 1653 y realizados en los talleres de Zurbarán, son obra de Ignacio de Ríes y en ellos se glorifica a la Virgen y su pureza, además de recrear escenas relacionadas con el pecado, la penitencia y la redención. Así, tenemos el Bautismo de Cristo, la Conversión de Pablo, el Arrepentimiento del Rey David, la Coronación de María, la Adoración de los Pastores y una magnífica Alegoría del Árbol de la Vida. Asimismo, podemos ver unos navíos en alusión a la condición de almirante de su patrono.

Catedral de Segovia, Bóveda de la Capilla de La Concepción

Bóveda de la Capilla de La Concepción.

Por otro lado, en las pinturas murales podemos contemplar distintas escenas de los padres de la Virgen, San Joaquín y Santa Ana, así como de la Virgen misma, además de otras representaciones de carácter doctrinal. Ya bajo la cornisa que recorre la capilla, se hallan nueve lienzos al óleo en los que prosigue el ciclo de la Virgen María, desde su matrimonio hasta su Ascensión y Coronación.

Entre los años 2001 y 2002, la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y el Cabildo de la Catedral de Segovia en colaboración llevaron a cabo una profunda restauración de la Capilla de la Concepción, gravemente afectada por humedad y filtraciones. Gracias a ello, en la actualidad podemos admirar una de las más bellas capillas con que cuenta la Catedral.


Lourdes Morales Farfán es Licenciada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos. ↑


* * *

AGRADECIMIENTOS

En "una Ventana desde Madrid (uVdM)" queremos dar las gracias al Excmo. Cabildo de la Santa Iglesia Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y de San Frutos de Segovia por que nos permitiera la toma de fotografías en el templo, sin lo cual no hubiera sido posible que este reportaje viera la luz. Asimismo, agradecemos la ayuda prestada a todo el personal de la Catedral, en especial a los encargados de seguridad, por guiarnos a través de nuestro recorrido por el templo y por su colaboración y constante cuidado a la hora de que el trabajo saliera correctamente.

GLOSARIO

- 1 Concejo: Casa Consistorial. // Ayuntamiento.
- 2 Cabildo: Cuerpo o comunidad de eclesiásticos capitulares de una iglesia catedral o colegial. // En algunos pueblos, cuerpo o comunidad que forman los eclesiásticos que hay con privilegio para ello.
- 3 Canónigo: Eclesiástico que tiene una canonjía4.
- 4 Canonjía: Prebenda5 por la que se pertenece al Cabildo de iglesia catedral o colegial.
- 5 Prebenda: Cualesquiera de los antiguos beneficios eclesiásticos superiores de las iglesias catedrales y colegiatas; como la dignidad, el canonicato, la ración, etc.
- 6 Aparejador: Técnico titulado que interviene con funciones propias en la construcción de edificaciones.
- 7 Fabriquero: Persona que en las iglesias cuidaba de la custodia y la inversión de los fondos dedicados a los edificios y a los utensilios y paños del culto.
- 8 Planta de cruz latina: La que se compone de dos naves, una más larga que otra, que se cruzan a escuadra.
- 9 Pie: Medida de longitud usada en muchos países, aunque con varia dimensión.
- 10 Crucero: Espacio en que se cruzan la nave mayor de una iglesia y la que la atraviesa.
- 11 Capitel: Parte superior de la columna y de la pilastra, que las corona con forma y ornamentación distintas, según el estilo de arquitectura a que corresponde.
- 12 Arbotante: Arco por tranquil13 que se apoya por su extremo inferior en un botarel14 y por el superior contrarresta el empuje de algún arco o bóveda.
- 13 Arco por tranquil: El que tiene sus arranques a distinta altura uno de otro.
- 14 Boratel: Contrafuerte. // Machón15 saliente en el paramento de un muro, para fortalecerlo.
- 15 Machón: Pilar de fábrica.
- 16 Arco fajón: Arco adherente a una bóveda.
- 17 Presbiterio: Área del altar mayor hasta el pie de las gradas por donde se sube a él, que regularmente suele estar cercada con una reja o barandilla.
- 18 Girola: Nave o conjunto de naves que en la arquitectura románica o gótica circundan el altar mayor, rodeadas por el ábside, y, por extensión, la misma nave en catedrales o iglesias de cualquier estilo.
- 19 Ménsula: Miembro de arquitectura perfilado con diversas molduras, que sobresale de un plano vertical y sirve para recibir o sostener algo.
- 20 Cimborrio: Cuerpo cilíndrico que sirve de base a la cúpula y descansa inmediatamente sobre los arcos torales21. Cúpula. // Bóveda en forma de una media esfera u otra aproximada, con que suele cubrirse todo un edificio o parte de él.
- 21 Arco toral: Cada uno de los cuatro en que estriba la media naranja de un edificio.
- 22 Lonja: Atrio23 algo levantado del piso de las calles, al que regularmente salen las puertas de los templos y otros edificios.
- 23 Atrio: Andén que hay delante de algunos templos y palacios, por lo regular enlosado y más alto que el piso de la calle.
- 24 Barroco: Se dice del estilo que en la arquitectura y en las artes plásticas se desarrolló en Europa e Iberoamérica durante los siglos XVII y XVIII, opuesto al clasicismo y caracterizado por la complejidad y el dinamismo de las formas, la riqueza de la ornamentación y el efectismo.
- 25 Almuzara: El nombre del Almuzara lo toma de la anterior denominación de la calle donde se levanta, un término procedente del árabe y por el que se denominaba al lugar, del exterior de las ciudades, destinado a ejercicios militares o juegos de los jinetes.
- 26 Lado del Evangelio y lado de la Epístola: En una Iglesia, se llama lado del Evangelio al situado en la parte izquierda desde el punto de vista de los fieles, mirando estos hacia el altar, mientras que el de la Epístola es el de la parte derecha. Toman este nombre de los lados del presbiterio desde donde se lee el Evangelio y la Epístola durante la misa.
- 27 Pináculo: Remate en la arquitectura gótica y, por extensión., en otros estilos, adorno terminal, piramidal o cónico.
- 28 Ajimezada: En forma de ajimez29.
- 29 Ajimez: Ventana arqueada, dividida en el centro por una columna.
- 30 Parteluz: Mainel31 o columna delgada que divide en dos un hueco de ventana.
- 31 Mainel: Miembro arquitectónico, largo y delgado, que divide un hueco en dos partes verticalmente.
- 32 Vano: Parte del muro o fábrica en que no hay sustentáculo o apoyo para el techo o bóveda; por ejemplo, los huecos de ventanas o puertas y los intercolumnios.
- 33 Arco carpanel: El que consta de varias porciones de circunferencia tangentes entre sí y trazadas desde distintos centros.
- 34 Arco de medio punto: El que consta de una semicircunferencia.
- 35 Arco ciego: Arco cegado. // El que tiene tapiada su luz.
- 36 Arquivolta: Conjunto de molduras que decoran un arco en su paramento exterior vertical, acompañando a la curva en toda su extensión y terminando en las impostas37.
- 37 Imposta: Hilada de sillares algo voladiza, a veces con moldura, sobre la cual va sentado un arco.
- 38 Arco apuntado: El que consta de dos porciones de curva que forman ángulo en la clave39.
- 39 Clave: Piedra con que se cierra el arco o bóveda.
- 40 Alfiz: Recuadro del arco árabe, que envuelve las albanegas41 y arranca, bien desde las impostas, bien desde el suelo.
- 41 Albanega: Enjuta de arco de forma triangular.
- 42 Arco trilobular: Arco de tres lóbulos43.
- 43 Lóbulo: Cada una de las partes, a manera de ondas, que sobresalen en el borde de una cosa; como en la hoja de una planta o en el intradós de un arco.
- 44 Mixtilíneo: Dicho de una figura: Cuyos lados son rectos unos y curvos otros.
- 45 Linterna: Torre pequeña más alta que ancha y con ventanas, que se pone como remate en algunos edificios y sobre las medias naranjas de las iglesias.
- 46 Ojival: Se dice del estilo arquitectónico que dominó en Europa durante los tres últimos siglos de la Edad Media, y cuyo fundamento consistía en el empleo de la ojiva para toda clase de arcos.
- 47 Antepecho: Pretil o baranda que se coloca en lugar alto para poder asomarse sin peligro de caer.
- 48 Arco conopial: El muy rebajado y con una escotadura en el centro de la clave, que lo hace semejante a un pabellón o cortinaje.
- 49 Campanero: Hombre que tiene por oficio tocar las campanas.
- 50 Saetera: Ventanilla estrecha de las que se suelen abrir en las escaleras y otras partes.
- 51 Meridional: Perteneciente o relativo al sur o mediodía.
- 52 San Geroteo: San Geroteo, también llamado Jeroteo, o Hieroteo, es un personaje legendario que vivió entre los años 8 a. de C. y 71 d. de C., y que fue discípulo de San Pablo, maestro de San Dionisio y obispo de Atenas. Según la tradición, fue también el primer obispo de Segovia, comenzando su culto en la ciudad a partir del siglo XVII y teniendo un gran predicamento durante el barroco.
- 53 Neoclásico: Perteneciente o relativo al neoclasicismo54.
- 54 Neoclasicismo: Corriente literaria y artística, dominante en Europa desde finales del siglo XVII hasta entrado el siglo XIX, que aspiraba a restaurar el gusto y normas del clasicismo55.
- 55 Clasicismo: Estilo literario o artístico fundado en la imitación de los modelos de la Antigüedad griega o romana.
- 56 Frontón: Remate triangular de una fachada o de un pórtico. Se coloca también encima de puertas y ventanas.
- 57 Arcediano: Dignidad58 en las iglesias catedrales. // En lo antiguo, el primero o principal de los diáconos59. // Juez ordinario que ejercía jurisdicción delegada de la episcopal en determinado territorio, y que más tarde pasó a formar parte del cabildo catedral.
- 58 Dignidad: En las catedrales y colegiatas, prebenda que corresponde a un oficio honorífico y preeminente, como el deanato, el arcedianato, etc.
- 59 Diácono: Ministro eclesiástico y de grado segundo en dignidad, inmediato al sacerdocio.
- 60 Heptagonal: De forma de heptágono o semejante a él. // Dicho de un polígono: Que tiene siete ángulos y siete lados.
- 61 Pentagonal: Pentágono. // Dicho de un polígono: Que tiene cinco ángulos y cinco lados.
- 62 San Frutos: Según la tradición, San Frutos, o San Frutos Pajarero (Segovia, 642 - Carrascal del Río, 715), y sus hermanos Santa Engracia y San Valentín pertenecían a una rica familia segoviana descendiente de patricios63 romanos, que a la muerte de sus padres repartieron los bienes entre los más necesitados y se retiraron como eremitas64 a vivir en soledad y oración. A la edad de 73 años, San Frutos murió en la Ermita del mismo nombre, siendo enterrado allí por sus hermanos, que continuaron su vida de oración en la Ermita de San Zoilo hasta que murieron decapitados por los invasores árabes. En el siglo XI, los restos de los tres hermanos se llevaron hasta la antigua Catedral, de donde pasaron a la actual, en la que actualmente se veneran65.
- 63 Patricio: Descendiente de los primeros senadores romanos establecidos por Rómulo, que formaban la clase social privilegiada, opuesta a los plebeyos.
- 64 Eremita: Ermitaño. Persona que vive en soledad, como el monje, y que profesa vida solitaria.
- 65 Venerar: Respetar en sumo grado a alguien por su santidad, dignidad o grandes virtudes, o a algo por lo que representa o recuerda. // Dar culto a Dios, a los santos o a las cosas sagradas.
- 66 Columna toscana: Se trata de un tipo de columna romano, de origen etrusco, en el que generalmente su fuste67 es liso y su capitel sencillo, contando además con una base y/o pedestal para su asiento en el suelo. Se caracteriza, así, por la sencillez de sus formas.
- 67 Fuste: Parte de la columna que media entre el capitel y la basa68.
- 68 Basa: Pieza inferior de la columna en todos los órdenes arquitectónicos excepto en el dórico.
- 69 Edículo: Edificio pequeño. // Templete que sirve de tabernáculo, relicario, etc.
- 70 Columna corintia: Su capitel está adornado con hojas de acanto y caulículos71.
- 71 Caulículo: Cada uno de los vástagos que nacen del interior de las hojas que adornan el capitel corintio, y van a enroscarse en los ángulos y medios del ábaco72.
- 72 Ábaco: Parte superior en forma de tablero que corona el capitel.
- 73 Pechina: Cada uno de los cuatro triángulos curvilíneos que forman el anillo de la cúpula con los arcos torales sobre que estriba.
- 74 Altorrelieve: Relieve en que las figuras salen del plano más de la mitad de su bulto.
- 75 Santo Sudario: Sábana o lienzo con que José de Arimatea cubrió el cuerpo de Cristo cuando lo bajó de la cruz.
- 76 Ático de un retablo: Parte superior de la calle central cuando sobresale del último piso.
- 77 Laude: Lápida o piedra que se pone en la sepultura, por lo común con inscripción o escudo de armas.
- 78 Predela: Banco o banca de retablo, parte inferior horizontal de este.
- 79 Grisalla: Pintura realizada con diferentes tonos de gris, blanco y negro, que imita relieves escultóricos o recrea espacios arquitectónicos.

DATOS DE INTERES

HORARIOS DE APERTURA/VISITA:

LOCALIZACIÓN Y COMUNICACIONES:
AUTOBUSES:
LA Sepulvedana,Tfno: 921 427 707,www.lasepulvedana.es. Comunica la ciudad de Segovia con las de Madrid, Ávila y Salamanca (pasando por Ávila).

CARRETERAS:
Nacionales:
- N-110: Soria-Plasencia
- N-603: San Rafael-Segovia
- N-I / E05: Madrid - Irún a través de la localidad segoviana de Santo Tomé del Puerto
- N-VI: Madrid-La Coruña, pasa por la localidad segoviana de San Rafael
Autonómicas:
- CL-601 y M-601: Valladolid - Segovia - Madrid por Navacerrada
- CL-605: Segovia - Arévalo - Zamora
Autovía:
- A-601: Valladolid-Segovia
Autopistas:
- AP-61, Autopista de Peaje, une San Rafael con Segovia a través de la SG-20
- AP-51, Autopista de Peaje que comunica Villacastín en Segovia, con la ciudad de Ávila

FERROCARRIL:
RENFE CERCANÍAS, Madrid - Segovia - Madrid, 2 horas aprox
- Estaciones en Segovia: C/ Obispo Quesada, s/n
- Estaciones en Madrid: Atocha / Recoletos / N. Ministerios / Chamartín
RENFE AVE, Madrid - Segovia - Valladolid, 0,30 minutos aprox
- Estación en Segovia: Guiomar
- Estación en Madrid: Charmartín
- Estación en Valladolid: Campo Grande

RENFE, Telf: 902 240 202
http://www.Renfe.es

AEROPUERTO: Segovia no dispone de aeropuerto, los más cercanos son:
- Aeropuerto de Madrid-Barajas en Madrid, a 87 kilómetros.
- Aeropuerto de Villanubla en Valladolid, a 125 kilómetros.
- Aeropuerto de Salamanca en Salamanca, a 164 kilómetros.

BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
- José Antonio Ruiz Hernando: "La Catedral de Segovia"; Edilesa; ISBN: 84-8012-069-X; Depósito Legal: LE-1.022-1994.
- José Antonio Ruiz Hernando: "La Arquitectura Medieval en Segovia", en "Segovia 1088 - 1988. Congreso de Historia de la Ciudad. Actas", pp.: 127-171; Academia de Historia y Arte de San Quirce; Junta de Castilla y León; ISBN: 84-606-0451-9; Depósito Legal: SG - 111/1991.
- José Antonio Ruiz Hernando: "La catedral de Segovia en el Barroco", en "Las catedrales españolas del barroco a los historicismos"; Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones, Murcia, pp. 213-246. ISBN 84-8371-427-2.
- Francisco Javier Cabello y Dodero: "Guía de Segovia"; Junta Provincial de Turismo; Segovia, 1949.
- Mariano Sáez y Romero: "Las calles de Segovia: noticias, tradiciones y curiosidades"; Impreso en el año 1918 por el impresor y librero Antonio San Martín.
- "Como lirio entre espinas. La Capilla de la Concepción de la Catedral de Segovia"; Revista Patrimonio, número 48, Septiembre - Diciembre 2012, pp.: 4-10; Depósito Legal: VA-392/2000; ISSN: 1578-5513.
- Catedral - Diócesis de Segovia
- Catedral de Segovia
- Fernando Collar de Cáceres: "Una serie de la Pasión de Cristo firmado por Francisco de Solís"; Anuario del Departamento de Historia y Teoría del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid, Volumen III, Año 1991, pp. 93-100.
- Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León
- La Catedral de Segovia en SegoviaWeb
- La torre de la catedral de Segovia volverá a abrir a las visitas. ABC, 18/09/2014
- Diccionario de la Real Academia Española
- El Mundo. Diccionarios

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
Abrir texto en PDF RSS 2.0


La desaparecida Catedral de Santa María

La antigua Catedral de Santa María se hallaba en lo que hoy es la explanada ajardinada que se extiende frente al Alcázar. Ahí, se alzaba el templo de estilo románico y de un tamaño no demasiado desmesurado. Con una planta de tres naves y crucero, se hallaba abovedada, característica ésta muy llamativa por lo insólito que es dentro del románico segoviano. Contaba, pues, con un triple ábside, estando el central dedicado a la Virgen, mientras que el de lado de la Epístola se encontraba bajo la advocación de Santiago y el del Evangelio, bajo la de los Santos Juanes. La torre, a los pies del edificio y cerca de la fortaleza, era robusta y quedaba rematada por el campanario. Asimismo, se conoce la existencia de una cripta dedicada al Salvador.

Según apunta José Antonio Ruiz Hernando en "La Catedral de Segovia", se tiene la constancia de que "[...] estaba en obras en 1117 y que hacia 1144 debía de estar casi terminada", siendo consagrada el 16 de julio de 1228. Sin embargo, veinte años más tarde se llevan a cabo en ella unos trabajos de tal profundidad que en el año 1257 sería nuevamente consagrada.

Varias e importantes reformas serán las que sufra a lo largo de los siglos XV y XVI, encontrándose entre las más importantes las que afectaron al Claustro y a la cabecera. Así, en 1471, el mal estado en que se encontraba el primero hizo que el obispo Don Juan Arias Dávila se planteará su reconstrucción, confiándole tal empresa al conocido arquitecto Juan Guas, quien por aquellos años dejó su impronta en Segovia en obras como los monasterios de Santa María del Parral y de Santa Cruz la Real. A comienzos del siglo XVI, concretamente en 1509, Juan Gil de Hontañón sería el encargado de sustituir el ábside románico de Santiago por otro que, esta vez, sería de estilo gótico y estaría bajo la advocación de San Frutos.

Pero poco durarían estas nuevas obras, pues, como ya dijimos, la antigua Catedral de Santa María fue prácticamente destruida durante la Guerra de las Comunidades de Castilla (1520-1522).

Más Segovia
- Segovia (I): siglos I al XI, Acueducto y Alcázar, identidad de una ciudad

- Segovia (II): siglo XII, época de esplendor románico

- Segovia (III): siglo XIII, el régimen señorial y la creación de la Mesta

- Segovia (IV): siglo XIV, los Trastámara y la lana, impulsores de la economía segoviana

- Segovia (V): siglo XV, del mudéjar al gótico en la Segovia palaciega y comercial

- Segovia (VI): siglo XVI, la cumbre y el ocaso de la ciudad

- Segovia (VII): siglo XVII, Barroco y austeridad en la ciudad conventual

- Segovia (VIII): siglo XVIII, la recuperación de la industria pañera

- Segovia (IX): siglo XIX, un nuevo trazado urbano y la esperanza del ferrocarril contra la crisis

- Segovia (y X): siglo XX, Paraje Pintoresco y Patrimonio de la Humanidad, la culminación de una nueva ciudad

- Índice de monumentos de Segovia
Monográficos de Segovia
- Casa-Museo de Antonio Machado

- Catedral de Segovia (II): la Nave Central y la Cabecera

- Catedral de Segovia (y III): la Nave de la Epístola y el Claustro

- Catedral de Segovia: la Torre - Campanario

- Catedral de Segovia: Plano e índice

- Iglesia de la Vera Cruz

- Iglesia de San Juan de los Caballeros - Museo Zuloaga

- La Cueva de Santo Domingo de Guzmán

- Monasterio de San Antonio el Real

- Murallas de Segovia


Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW