Haz clic aquí para volver a la página de inicio
una Ventana desde Madrid

Aragón

Huesca (II)

Huesca, Estanque del Parque Municipal Miguel Servet

En ésta segunda página sobre Huesca, tomaremos como punto inicial la misma Plaza de la Universidad donde acabamos en la anterior. Los lugares que a continuación visitaremos serán la parte exterior a su casco antiguo, las ermitas más próximas a la ciudad y el Parque Miguel Servet. La fotografía que hemos usado para abrir esta segunda entrega está tomada, precisamente, en uno de los estanques de ese parque. En ella, está reflejada una de las impresiones que más nos llamó la atención de la ciudad en la época del año en que la visitamos (verano): el gran colorido que domina cada rincón de Huesca y la alegría que transmite, dotando a la ciudad de unas calles llenas de vida. No nos demoremos más. Comencemos.


* * *
Huesca, Convento de San Miguel

Desde la Plaza de la Universidad recorremos unos 200 metros por la Calle del General Alsina hasta llegar a la Calle del Desengaño; tomamos ésta hacia la izquierda y, tras otros 100 metros, continuamos por ella sin desviarnos a la izquierda, en la calle de Pedro IV. Llegados a la rotonda y a orillas del río Isuela, se levanta la Iglesia de San Miguel, conocida como "Las Miguelas" Habrán sido menos de 400 metros de recorrido total. Fue construida en el año 1110 a extramuros de la ciudad musulmana por orden de Alfonso I el Batallador. De este período románico, ha llegado hasta nosotros la torre, la nave central, los arcos del artesonado de madera y dos capillas situadas al lado del presbiterio. Del siglo siguiente, el XIII, tenemos la cabecera, de estilo gótico, cuyas nervaduras son dignas de admirar.

Huesca, Convento de San Miguel

A lo largo del tiempo, el templo ha tenido varias funciones, siendo hospital, leprosería e, incluso, lugar de reunión del Concejo de Huesca, donde los vecinos de la ciudad tomaban decisiones políticas sobre su gobierno, función que desempeñó hasta finales del siglo XV.

En la actualidad, el edificio pertenece a las Carmelitas Calzadas, orden que pidió su traslado desde Sariñena a principios en 1623, año en que se establecieron junto a la Iglesia, fundando así el Monasterio de la Encarnación. A nuestro paso por el convento, estas monjas de clausura nos abrieron sus puertas, invitándonos a conocer el interior de la iglesia y explicándonos, con cariño y detalle, cada una de las piezas a destacar del lugar.


Huesca, Muralla de la ciudad

Dejamos atrás el Convento y cruzamos la rotonda para tomar la Ronda de Montearagón hacia el Sureste. A su inicio, veremos rápidamente un trozo de la Muralla de Huesca. Construida por los musulmanes en el siglo X, tenía un perímetro de unos 2.000 metros con cerca de 100 torres, de las que sólo queda la del Septentrión, remodelada en estilo gótico como vemos en la fotografía. Rodeaba lo que hoy es el Casco Antiguo y se puede identificar su trazado por el de las Calles Coso Alto, Coso Bajo, Joaquín Costa y Ronda de Montearagón.


Huesca, Antigua Residencia Provincial de Niños

Continuamos adelante en la misma dirección y a unos 500 metros de la muralla encontramos, en la Plaza de la Constitución, la antigua Residencia Provincial de Niños, convertida hoy en Escuela Universitaria de Estudios Empresariales. Fue levantada entre 1913 y 1925 en el solar de un antiguo Convento de Agustinos Calzados y, entre 1788 y 1796, fue hospital militar, para pasar luego a ser hospicio. Las obras de reforma como sede universitaria descubrieron un cementerio medieval del siglo XII, diferente al que apareció junto a la aledaña iglesia de Santa María In Foris.


Huesca, Santa María in Foris

En el lateral Oeste de la antigua Residencia Provincial de niños, tenemos la iglesia de Santa María in Foris o "de fuera", llamada así por encontrarse en el exterior del recinto amurallado, frente a la puerta de Montearagón. Fue construida en el siglo XIII y, como curiosidad, cabe señalar la posibilidad de que tuviera una pequeña cárcel en su interior para las brujas. En el siglo XVI, pasó a depender de los Agustinos y cambió su nombre por el de San Agustín. Recientemente, durante unas excavaciones a su alrededor, se han descubierto unos 700 esqueletos enterrados en cal viva, seguramente por la peste del siglo XVII.


Huesca, Ermita de los Mártires

Desde Santa María in Foris, seguimos por la Ronda de la Misericordia hacia el Noreste. Atravesamos el Parque del Isuela, salvamos el río que le da nombre y, tras cruzar el Paseo de Lucas Mallada y subir por la Cuesta de los Mártires, habremos llegado a la Ermita de los Mártires. En total unos 300 metros de recorrido.

Éste templo del siglo XVIII, que sustituye a otro aún mas antiguo, se levanta en el cerro donde, según la tradición, fueron decapitadas las santas Nunilo y Alodia. Corría el año 851 y los hijos de musulmán y cristiana, como ellas, tenían que ser educados como musulmanes o, de lo contrario, serían ejecutados. Sin embargo, la madre las educó como cristianas y cuando quedaron huérfanas y se trasladaron a vivir con unos parientes, estos las denunciaron sabiendo que así las condenaban a muerte, con el fin de obtener su herencia. Se les ofreció la posibilidad de convertirse y salvar así sus vidas, cosa a la que se negaron y siendo por ello ejecutadas.


Huesca, San Domingo y San Martín

Desde la Ermita de las Mártires, nos trasladamos a la Iglesia de Santo Domingo y San Martín, unos 700 metros en total de recorrido. Para ello, damos media vuelta y volvemos a la Ronda de la Misericordia para continuar por la Ronda de los Agustinos (pasamos al lado de la Plaza de Toros), la Plaza de la Unidad Nacional, la Ronda de Montearagón (N-330a) y llegar a la Plaza de Santo Domingo.

Aquí, nos encontramos con este templo barroco proyectado en 1687 y terminado en 1695, añadiéndosele la torre en 1868 al trasladarse al templo la Parroquia de San Martín. Tras su aparente sencillez exterior, sorprende lo ampliamente decorado de su interior barroco. Es un edificio de planta tipo jesuítico (una sola nave y la cúpula en el crucero) y con las capillas laterales comunicadas entre sí. Destaca entre estas capillas la de Nuestra Señora del Rosario, construida en 1744 y de recargado embellecimiento barroco.


Huesca, Ermita de Nuestra Señora de Salas

El siguiente punto a visitar está algo mas alejado, a unos 1.200 metros. Para llegar hasta él, debemos ir desde la Plaza de Santo Domingo hacia el Norte unos 25 metros, girar a la derecha en el Paseo de Ramón y Cajal y seguirlo otros 300 metros hasta llegar a la Avenida de los Danzantes de Huesca. Ésta la recorremos otros 400 metros hasta atravesar una rotonda, tras la cual tenemos el Camino de la Ermita de Salas, que seguimos y, a otros 400 metros, estará la Ermita de Nuestra Señora de Salas.

La iglesia se reedificó sobre otro templo del que hasta el momento no se sabe nada, en estilo románico, entre 1196 y 1210 a instancias de Doña Sancha, viuda de Alfonso II. Posteriormente, se reconstruyó en estilo barroco durante el siglo XVIII y fue declarada Monumento Nacional en 1951.


Huesca, Ermita de Nuestra Señora de Salas

En la iglesia, encontramos la imagen de la Virgen románica de Salas, a la que Alfonso X "El Sabio" dedicó más cántigas1 que a ninguna otra.

Cántiga 164
"La virgen dio entonces un gran grito que hizo temblar la Tierra,
apartó de si a su Hijo y perdió el color y la hermosura.
El infante abad,
arrepentido de la violación del asilo sagrado,
dio libertad al prior,
y por consejo del obispo de Huesca,
que le reprendió el hecho,
entró en la iglesia con su gente,
todos con dogales al cuello,
para desagraviar a Santa María.
La imagen,
para demostrar que les perdonaba,
acercó a si a su Hijo,
pero nunca volvió a recobrar el color perdido"

Huesca, San Lorenzo

Volvemos a donde iniciamos el camino para ir hasta la ermita, a la Plaza de Santo Domingo, y es que el siguiente templo que visitamos, la Basílica de San Lorenzo, Patrón de Huesca, está situada a menos de 300 metros en la Plaza de San Lorenzo. Para llegar hasta esta plaza desde la anterior, debemos dirigirnos hacia la Calle de Perena y continuar por la Calle del Coso Bajo (N-330a) hasta nuestro destino.

La basílica fue construida en el siglo XVII en los terrenos donde antiguamente se asentaba el barrio de la Morería o "la Alquibla". Según cuenta la tradición, es aquí donde vivían los padres de San Lorenzo, patricios de lo que fue Osca en tiempo de los romanos. La basílica está levantada sobre otra iglesia gótica del siglo XIV, también dedicada a San Lorenzo y que, a su vez, se erigió sobre otra construida poco después de la Reconquista Cristiana. Del edificio gótico ha quedado parte de la torre, el atrio y restos del retablo mayor, éstos en el Museo Diocesano. El templo actual, de estilo barroco e iniciado en 1608 por orden del Rey Jaime II, consta de tres naves divididas cada una en cuatro tramos por pilares cruciformes, coincidiendo las capillas con esta división. Su arquitecto principal fue Miguel Recondo, siendo la fachada diseñada en el siglo XVIII por José Sofí en forma de parrilla invertida. Una reciente restauración, incluyendo la pintura interior, le ha devuelto la luminosidad de cuando fue edificada.


* * *

Vayamos ahora hasta la Plaza de Navarra. En ella, tenemos otros tres lugares de interés: el Círculo Oscense o Casino de Huesca, el Edificio de Hacienda y la Iglesia de Santa Teresa de Jesús. Para llegar hasta allí, deberemos dirigirnos hacia el Este y recorrer las Calles de San Orencio y de Berenguer. Sólo serán otros 200 metros de paseo.


Huesca, Delegación de Hacienda

En el número 11 de la plaza, encontramos el edificio de la antigua Delegación de Hacienda, construido en 1927, siendo su arquitecto el mismo del Teatro Olimpia, Don Bruno Farina González-Novelles. De estilo historicista, nos recuerda la imagen de los palacios aragoneses. Los pórticos de entrada están desarrollados a partir del estilo barroco.


Huesca, Círculo Oscense

En el número 4, tenemos el Círculo Oscense o "Casino de Huesca". Construido entre 1901 y 1904 en estilo modernista, cada mañana a las 12 del mediodía su reloj toca el himno de San Lorenzo, que es también el de la ciudad. El período de mayor esplendor del edificio fue durante el primer cuarto del siglo XX, en que fue centro de la vida social de la burguesía oscense. Posteriormente, decayó su importancia (fue hospital durante la guerra civil) hasta que en 1982, con la creación de la Fundación Municipal Círculo Oscense, se le da un uso popular.


Huesca, Iglesia de Santa Teresa de Jesús

En el número 7, al fondo de una pequeña plaza e inmersa entre modernos edificios, encontramos la Iglesia de Santa Teresa de Jesús, una construcción barroca levantada entre los años 1641 y 1704. En 1674 aloja en su interior, trasladado desde la iglesia del Temple, el convento de las Carmelitas Descalzas, quedando hoy de él solamente la iglesia y el claustro.


* * *
Huesca, Ermita de San Jorge

Desde la Plaza de Navarra, vamos a caminar ahora unos 1.300 metros hasta la Ermita de San Jorge. Para ello, saldremos de la plaza por el Suroeste, hacia la Calle de San José de Calasanz, a continuación tomamos la Calle de Alcoraz y seguimos por la Avenida de Martínez de Velasco, recorriendo por ésta última unos 1.000 metros hasta sobrepasar el Hospital General San Jorge, en que giraremos a nuestra derecha y, tras unos 200 metros de ligera subida por el cerro de San Jorge, habremos llegado a la ermita.

Es en este cerro donde estaba situado el campamento cristiano durante la batalla de Alcoraz en que, tras la muerte del rey Sancho Ramírez y cuando la derrota cristiana parecía segura, nos cuenta la leyenda que apareció San Jorge a caballo combatiendo contra los musulmanes, consiguiendo así la victoria sobre los éstos y la reconquista de la ciudad de Huesca.

La ermita se construyó en el siglo XVI, entre 1553 y 1554.


* * *
Huesca, Parque Miguel Servet

El pulmón verde de Huesca lo tenemos en el Parque Miguel Servet, al que podemos acceder por algunas de sus entradas en la Calle del Parque. Su ubicación se determinó el 16 de marzo de 1928, para lo que se hubo de expropiar casi cuatro hectáreas de huertas y jardines en una zona en la que, en el siglo XVII, se encontraban los Jardines de Lastanosa2. Con diseño de los arquitectos Antonio Uceda y Bruno Farina y del ingeniero agrónomo Santos Coarasa, y con varias colaboraciones, fue inaugurado oficialmente en 1930, bautizándose con el nombre de Miguel Servet3 al año siguiente. En 1960, fue ampliado, añadiéndosele nuevos espacios y elementos, con lo que el parque alcanzaba así las casi siete hectáreas de superficie.


Huesca, Pajaritas

A lo largo de nuestro paseo por el parque podremos encontrar varios elementos que merecen nuestra atención. Uno de ellos, es una figura que se ha convertido en el distintivo por excelencia de la ciudad de Huesca: las Pajaritas. Ubicadas en el hermoso paseo del mismo nombre al que pertenece la foto mostrada más arriba, son obra de Ramón Acín (1888-1936), artista que destacó por la escultura de estilo vanguardista; fue fusilado en los primeros días de la Guerra Civil Española. Acín creó las pajaritas como un símbolo de los niños, verdaderos protagonistas del parque.


Huesca, Casita de Blancanieves

Otra de las visitas fundamentales, especialmente si se va acompañado de niños, es la Casita de Blancanieves, un espacio de tamaño natural que representa la casa en la que vivían los siete enanitos creados por Walt Disney. En su interior, se ha acondicionado una ludoteca infantil.


Huesca, Rosaleda

Cerca de la Casita encontramos la Rosaleda, con una fuente central y ocho bancos decorados con azulejos que simulan un cielo estrellado.


Huesca, Arcada de cipreses

También en este espacio, tenemos una arcada de cipreses, que parecen querer recordar el laberinto que había en los ya mencionados Jardines de Lastanosa.


Huesca, Solarium

Otro de los espacios del parque es el Solarium, formado por un lago central y por un anfiteatro de cuatro gradas de césped donde poder tomar el sol.


Huesca, Teatro griego

En el sector Suroeste, destaca la Fuente Luminosa, mientras que en los laterales podemos encontrar, entre otras cosas, el Estanque de las Ocas y el Teatro Griego.


Huesca, Cisnes

El parque acoge otro estanque, el de Cisnes y Patos, en el que bellos cisnes negros comparten espacio con las pequeñas ánades.


Huesca, Templete de Música

A lo largo de nuestro paseo habremos visto, además de los aquí destacados, numerosos elementos más que conforman un lugar para recorrer con detalle, como el Templete de Música, así como varias esculturas de bronce, de la que la dedicada a los primeros Reyes de Aragón es un ejemplo. Un tranquilo paseo a través del paisaje inigualable que dibujan los árboles sentará de maravilla a los viajeros después de un largo día recorriendo la ciudad.


* * *

GLOSARIO

- 1 Cántiga: Antigua composición poética destinada al canto.
- 2 Lastanosa: Vicencio Juan de Lastanosa (1607-1681), oscense de nacimiento, fue regidor del Hospital, prior de Jurados y capitán de la tropa de Huesca durante el combate del sitio de Monzón, en la Guerra de Cataluña (1640). Su palacio se encontraba en el Coso, convirtiéndolo en un auténtico centro de arte con colecciones que iban desde la pintura a artilugios astronómicos. Fue asimismo mecenas de artistas y escritores, como Baltasar Gracián. Los jardines estaban en la parte posterior del palacio y contaban con distintas partes, de las que cabe destacar dos: por un lado, el estanque, con dos estatuas de Neptuno y Venus, un quiosco en el que se embarcaba en góndola y un templete en el centro a modo de isla; por otro lado, el laberinto, con una galería vegetal cubierta alrededor del mismo y, en el centro, un gabinete acabado en forma piramidal. Tras morir Lastanosa, los jardines se fueron descuidando. Finalmente, el palacio fue tristemente derribado en 1894.
- 3 Miguel Servet: (1511-1553), teólogo y científico natural de Villanueva de Sigena (Huesca); hipótesis rebatida por quienes sitúan su lugar de nacimiento en Tudela (Navarra). Descubridor del sistema circulatorio de la sangre. Fue detenido y juzgado por herejía por negar la Santísima Trinidad y por defender que el bautismo debía practicarse en la edad adulta. Finalmente, murió quemado en la hoguera, en Ginebra.

DATOS DE INTERES

HORARIOS DE APERTURA/VISITA:
- Normalmente partidos de 10:30 a 13:30 y de 16:00 a 19:00 en verano, de lunes a sábado, pero es variable según el monumento, por lo que es mejor consultar horarios en la Oficina de Turismo.

LOCALIZACIÓN Y COMUNICACIONES:
AEROPUERTO: Cuenta con el aeropuerto de Huesca-Pirineos, situado a 10 kilómetros de Huesca. AENA
TREN: Hay dos AVE diarios directos desde Madrid. Si los horarios no nos convienen, entonces quizás sea mejor viajar en AVE hasta Zaragoza y, desde allí, tomar otro tren hacia Huesca. RENFE
METRO:
AUTOBUS: Desde Madrid, tenemos salidas hacia Zaragoza en las estaciones de Méndez Álvaro y de Avenida de América. En Zaragoza, mediante trasbordo, hay salidas hacia Huesca desde Zaragoza-Averly y desde Zaragoza-Delicias.
CARRETERA: Desde Madrid, unos 390 kilómetros: tomamos A-2 hacia Zaragoza, E-90/A-2 hacia Zaragoza/Barcelona, A-2 y salida 323 hacia Huesca/A-23, A-23, salida 571 hacia Huesca.

BIBLIOGRAFIA Y ENLACES EXTERNOS:
http://www.huescaturismo.com/
http://www.huescaturismo.com "Oficina de Turismo"
http://www.ayuntamientohuesca.es "Ayuntamiento de Huesca"
http://www.visitarhuesca.com
http://www.visitarhuesca.com/ "San Miguel"
http://www.elperiodicodearagon.com "Unas obras sacan a la luz un enterramiento del siglo XII"
http://www.unizar.es/eueeh/Presentacion_edificio.html
http://www.cruzblanca.org "Basílica de San Lorenzo"
http://articulos.altoaragon.org "Plaza de Navarra"
http://www.romanicoaragones.com "Ermita de Nuestra Señora de Salas"
http://articulos.altoaragon.org "Círculo Oscense"
http://www.miguelservet.org/ "Instituto de Estudios Sijenenses"

Página anterior    Inicio
Suscripción gratuita a uVdM

Tras pulsar en "Enviar" recibirá un e-mail solicitando la confirmación de su suscripción a uVdM.

Compartir
RSS 2.0
Más Huesca
Huesca (I)

Huesca (y III)


Licencia de Creative Commons
una Ventana desde Madrid by Lourdes María Morales Farfán is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

  • Página creada gracias a: CCTW